Al Puebla le va la locura (4-3)

1535 0

Dos goles en los últimos diez minutos dejan con mucha vida al equipo cigarrero.

Faltaban 15 minutos. La AD Nervión dejaba mudo al San Sebastián cuando Roberto hacía el 2-3 y parecía que el Puebla podía firmar su descenso. Sin embargo, la salida del juvenil Fernando, que peleó en ataque e incidió en los goles de la remontada, obras de los dos mejores cigarreros sobre el campo, Fau y David Martos, cambió el signo del partido. El Puebla está con vida después de la derrota del Osuna. Queda una jornada, todo por decidir.

Manuel Núñez sacaba al terreno de juego un equipo muy lógico. Con Hermida en portería, Mena cubría la baja por sanción de Prósper y acompañaba a Millán, Vélez y Cris, que volvía al lateral izquierdo. En el centro del campo formaron Fau y Conejito, con Fran López haciendo de mediapunta, Edu y David Martos en las bandas y Adri Collado como referencia.

El Puebla empezó nervioso. Los cigarreros se precipitaban en algunas de sus decisiones, algo debido a lo que estaba en juego. Roberto avisaba de su peligro, pero sus primeras intentonas eran bien resultas por la zaga local. Adri Collado tuvo la primera clara del encuentro, pero no acertó a rematar un córner peinado en el primer palo. En el ecuador del primer acto llegaría el primero. Fau abría a la izquierda hacia Fran López, que se perfilaba hacia dentro, le pegaba fuerte y marcaba un buen gol. Larguero, palo y dentro. Celebración en el banquillo y dedicatoria al gran Marco Ramos. Sin embargo, la película no tendría un desarrollo feliz. Roberto iba a ser un incordio para los cigarreros. Después de que los locales perdonaran por medio de Edu, Fau y David Martos, el ariete nervionense empataba el encuentro al filo del descanso. Jarro de agua fría y a reaccionar después del descanso.

La salida del Puebla en el segundo acto fue buena. De hecho, Adri Collado marcaba el 2-1 al aprovechar un pase interior de Edu y ponía de nuevo a los locales por delante en el marcador. Pero quedaba un mundo y, debido a los antecedentes, podía pasar de todo, como así fue. Poco tardaron los visitantes en empatar el encuentro de nuevo. Lo haría Julio, que se colaba en la fiesta de Roberto al aprovechar un balón suelto tras una jugada a balón parado, ese mal endémico del Puebla. Los fantasmas se hicieron presentes en el San Sebastián cuando Roberto aprovechaba un tremendo desajuste defensivo para hacer el 2-3 a falta de un cuarto de hora. El Puebla podía, incluso, descender.

Quién iba a decir que el futbolista que avivó en ataque a los cigarreros sería juvenil. De la casa. Peleón en ataque. Fernando entraba para jugar los últimos diez minutos. Fue el último cambio. Antes entraron Yeray, Zurita y Héctor. Un minuto tardó el juvenil en incidir de forma decisiva en el juego. Peleó un balón en el área y lo dejó suelto para que Fau marcara el empate a tres y le pusiera la guinda a su gran partido. Pero todavía faltaba una bala por gastar. Un cañonazo. El incansable David Martos, que ejerció de capitán en el encuentro, vio un balón en la frontal, un punto al que disparar en la portería, y no dudó en apretar el gatillo de su cañón para desatar la locura en el graderío del San Sebastián. Locura de esperanza. Locura por aferrarse a la permanencia. Ganar y esperar, otra vez.

Puebla CF: Hermida; Millán, Mena (Fernando 80’), Vélez, Cris; Conejito (Yeray 62’), Fau; Edu, Fran López (Zurita 67’), David Martos; y Adri Collado (Héctor 73’).

AD Nervión: Rafa Tellado, Adrián, Jorge, Bufa (Noah 88’), Álvaro, Julio, Neison (Richi 70’), Luis, Roberto, Javi (Mejías 80’) y Quisco.

Goles: 1-0, Fran López (21’); 1-1, Roberto (41’); 2-1, Adri Collado (50’); 2-2, Julio (60’); 2-3, Roberto (75’); 3-3, Fau (81’); 4-3, David Martos (87’).

Árbitro: Moreiro Orfila. Amonestó al local Cris y al visitante Julio.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *