Campanazo del Puebla en Pilas (1-4)

583 0

El conjunto cigarrero da un golpe sobre la mesa ante el líder, un equipo al que nadie le había hecho sombra hasta ahora.

Uno de esos partidos que quedarán grabados en la retina de los fieles aficionados que se han desplazado a ver a su equipo al Manuel Leonardo Ventura de Pilas. Actitud, garra, coraje, casta, efectividad, verticalidad, orden, criterio y, en definitiva, fútbol. Todo eso lo puso el Puebla Club de Fútbol en la que ha sido, hasta ahora, su cita más importante de la temporada. Le tocó remontar. Y lo hizo. Acabó desquiciando a su rival, que se quedó con 9 en el segundo acto, para golear en los minutos finales y dejar sellado un triunfo de campanillas.

El técnico cigarrero, Jorge Luque “Manteca”, decidió no hacer experimentos. Mantuvo sus ideas, su esquema y casi la totalidad del equipo. Vicente formó en portería por segunda semana consecutiva, con el único cambio en defensa de Llano en lugar de Diego, con Lolo, Vélez y Fran Martos completando la zaga. En el centro, Mena entró por Pablo Sosa para acompañar a Fau en el doble pivote. Álvaro Lora, Fran López y David Martos, en la línea de tres cuartos, con Gómez arriba. Carlos Romero, lesionado, fue el otro cambio en el once.

Aunque la actitud inicial fue buena, no empezó nada bien el partido para el conjunto cigarrero. En primer lugar, Fran López recibía una dura entrada por parte de Gabri y, tras ser atendido e intentar seguir, tuvo que abandonar el terreno de juego por problemas en el tobillo. Entró Juandi en su lugar, quien a la postre sería decisivo en el partido. Y, cuando se cumplía el cuarto de hora, Valladares hacía para los pileños un gran gol con la izquierda para abrir la lata y desatar la locura en la parroquia local. El ariete culminó una buena jugada de los de Che, rápida y precisa.

El Puebla, lejos de salirse del partido, pareció aprender la lección de la temporada pasada (cayó 5-0 en el mismo estadio), espantó los fantasmas del pasado y siguió su plan: estar bien colocado, buscar la verticalidad de sus extremos y no bajar la intensidad. Se jugó más por banda izquierda en ataque cigarrero durante la primera parte, por lo que David Martos apareció más que Álvaro Lora en este sentido. Y por ahí llegaría el tanto del empate. Y qué tanto. Juandi condujo el esférico y abrió a banda izquierda para que David Martos, tras recortar a su par, la mandara al palo largo, lejos del alcance del meta pileño. Un golazo. Segundo cañonazo consecutivo del capitán cigarrero. Y este, además, recordó a temporadas recientes.

Tras el empate cigarrero, el Pilas gozó de alguna que otra clara oportunidad para hacer el segundo, pero el meta Vicente – que cuajó un partidazo – y el buen hacer defensivo de los de Jorge Luque lo evitaron. Se llegaba al descanso con 1-1 en el marcador y todo por decidir en el segundo acto. Primera parte muy intensa, con algunas entradas duras, respeto entre ambos equipos y capacidad de sufrimiento por parte de los cigarreros.

El segundo acto comenzaba con una tarjeta amarilla a Mena, quien se uniría en este apartado a Llano. Para evitar males mayores, Diego entró en lugar del “menudo” lateral diestro a los pocos minutos del inicio. El Puebla continuó con su plan, sin prisas ni desesperaciones. En cambio, la UD Pilas sí se fue arriba algo más descontrolada que en el primer tiempo, algo que fue aprovechado por el bloque cigarrero para salir a la contra con rapidez. En esas, Juandi avisaba con un disparo que se iba fuera. Minutos más tarde, el propio Juandi se internaba por la diestra y cedía al corazón del área para que Gómez, a la segunda, marcara el 1-2 y pusiera patas arriba el Manuel Leonardo Ventura.

El encuentro estaba donde el Puebla quería. Con ventaja, posibilidades de contras rápidas y desesperación de los locales en aumento. Nacho veía amarilla por una acción con Fau y, minutos más tarde, Gabri se fue a la ducha antes de tiempo al ver la segunda. Entre amarillas, Vicente se vestía de héroe para salvar a los suyos con grandes paradas y, además, siendo objeto de una fea acción por parte de Nacho, que también se iba a la calle al ver la segunda amarilla. Manteca movía ficha y daba entrada a Galla en lugar de David Martos para reforzar el costado izquierdo. Anteriormente, Pablo Sosa entró en lugar de Mena.

La receta estaba clara: mantener el orden defensivo y matar a la contra. En el 90’, una internada de Álvaro Lora iba a encontrar a Juandi, quien marcaba la sentencia. Aumentaba el cabreo de la parroquia pileña y el partido, por momentos, estuvo parado. En un largo descuento, una acción extraordinaria de Gómez, solidario, trabajador y marcándose un partido de ariete total, iba a servir para que Juandi hiciera su doblete y redondeara la goleada cigarrera. Incluso para celebrar el gol tuvo problemas el cigarrero, que fue objeto de una zancadilla. Finalmente, el golpe de autoridad se completaba y el Puebla conseguía tres puntos más en esta ilusionante temporada. El conjunto cigarrero demuestra que es un equipo, una familia. Porque esta victoria, además, llevaba un nombre especial en la dedicatoria: Pepe Luis. La Liara, próxima estación.

UD Pilas: Burgos, Diego, Lego, Salado, Zayas, Rojas, Ponce I, Porras, Valladares, Gabri y Salva. También jugaron: Mesa, Juanmi, Ponce II, López, Nacho y Sánchez.

Puebla CF: Vicente; Llano, Lolo, Vélez, Fran Martos; Fau, Mena; Álvaro Lora, Fran López, David Martos; y Gómez. También jugaron: Juandi, Diego, Pablo Sosa y Galla.

Goles: 1-0, Valladares (15’); 1-1, David Martos (23’); 1-2, Gómez (59’); 1-3, Juandi (90’); 1-4, Juandi (90+5’).

Árbitro: De Santisteban Adame. Expulsó a los locales Gabri, Diego José, Nacho y Manuel (segundo entrenador). Amonestó a los locales Porras, Burgos, Rojas y Juanmi, y a los visitantes Llano, Mena, Lolo y Fran Martos.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *