Eduardo Vera: “Apoyé la salida extraordinaria de la Hermandad de los Dolores”

2508 0

El párroco de la iglesia de Nuestra Señora de la Granada, vicario episcopal de la zona oeste y delegado episcopal de Cáritas Sevilla, Eduardo Vera, lleva casi diez años ejerciendo en La Puebla del Río. Ha sido una década intensa y en la que la institución religiosa ha tenido momentos buenos y malos, pero ha evolucionado mucho desde su llegada. Nacido en Paradas hace casi 38 años, Eduardo Vera habla como un cigarrero más y explica todos los temas de actualidad que rodean a la Iglesia cigarrera.

En primer lugar, ¿cómo valora la situación general de la Iglesia en La Puebla?

Positiva. La Puebla es un pueblo bastante bueno dada la idiosincrasia del lugar y las particularidades de la población. El momento actual creo que es positivo, se está haciendo un ejercicio importante de caridad que cuenta con el apoyo bastante exclusivo y fuerte de Cáritas y las hermandades. Bastante positivo.

¿Qué impresión tuvo cuando llegó a La Puebla y cómo ha evolucionado la vida parroquial desde su llegada?

Cuando llegué a La Puebla lo hice en circunstancias muy difíciles de la comunidad parroquial, algo que ha evolucionado muchísimo para bien o para mal. Creo que cada sacerdote aportamos algo y en este sentido la evolución que he intentado y he podido ver es que la Iglesia de La Puebla tiene las puertas abiertas a todo el mundo. Es la evolución que más destacaría, que gente se siente partícipe.

¿Cuál es la prioridad de la Iglesia a nivel local?

La evangelización, especialmente en todas las barriadas pero particularmente en las más alejadas de la parroquia. Sigue siendo un reto a nivel religioso y de convivencia. Pienso que la gran diferencia entre el casco histórico y las barriadas es esa. Ese lenguaje que hablan tanto unos como otros no es bueno. La Iglesia existe para evangelizar y ese es el reto más importante.

Es sabido que la capilla de San Sebastián no se encuentra en buen estado. ¿Es viable su restauración a corto o medio plazo?

Ahora estamos en el punto de verificar las impresiones que tenemos. Las impresiones no son nada positivas y en ese sentido queremos hacer una serie de catas para asegurarnos de que las impresiones que hemos tenido a la hora de hacer el análisis por dentro se confirman o no. Es verdad que la opinión de los técnicos es que por prudencia y porque las vigas están carcomidas es lógico que se cierre. No quiero crear una alarma pero hay que decir la verdad. Sería una pena porque es una capilla que tiene su encanto, pero no tiene prácticamente uso ninguno.

Si se confirma este pronóstico, San Sebastián y la Hermandad de los Dolores tendrían que hacer su entrada en la Iglesia y las imágenes que actualmente están en la capilla se trasladarían.

El cigarrero que no participe en la vida parroquial no se explica la no salida de la Hermandad de los Dolores. ¿Qué opina al respecto?

Mi opinión es clara. Yo apoyé la salida extraordinaria de la Hermandad en lo que hacía falta para que pudiese tramitarse la documentación. El Consejo Episcopal se ha pronunciado y a las razones que alude son bastante lógicas. Por un lado hay un Decreto que intenta regularizar las salidas extraordinarias, que es lo que estamos hablando. Y ahí habla siempre de erección canónica o coronación y sus aniversarios múltiplos de 25. La Hermandad lo que ha solicitado no es fundación, sino reorganización.

Por otra parte, no se sabe la fecha de fundación de la Hermandad, y se le pide que investigue y busque documentos para corroborarlo. Tampoco hay documentos que avalen que estemos celebrando el 50 aniversario de la reorganización, ya que en ese mismo año no se expuso documento alguno. Se puede estar o no de acuerdo, pero hay que entender que las razones existen.

No entiendo la polémica que hay porque las salidas, como su nombre dice, son extraordinarias. Y la Virgen de los Dolores fue al Ayuntamiento hace escasos años a recoger la Medalla de la Villa. Quizás por la cercanía a la otra salida la gente tendría que sopesar eso, ya que las salidas extraordinarias tienen un carácter que hay que salvaguardar.

¿Cree que la explicación del Arzobispado fue demasiado fría como así indican desde la Hermandad?

Eso es posible, pero la Hermandad siempre tiene la oportunidad de hablar con el delegado de Hermandades y Cofradías de una forma más extendida y cálida. Una carta siempre es fría, sobre todo cuando es negativa.

Hace 25 años los cigarreros se encerraron en la iglesia al no autorizar el párroco local en aquella ocasión la salida. ¿Qué le aconseja a la Hermandad al respecto?

La Hermandad tiene un trabajo claro que es un proceso de estudio serio en el Archivo Diocesano para buscar el fundamento y origen de la Hermandad. Así podrá celebrar la fecha real de su fundación.

¿Está satisfecho con la participación de los jóvenes en la Iglesia?

No. No estoy satisfecho con los datos de La Puebla ni con los de la Iglesia en general. Es una realidad de la dificultad que entraña el seguimiento a Jesucristo, y evidentemente me gustaría que fuese una realidad mucho más presente. Sería un poco absurdo estar de acuerdo con esos datos.

¿Y del pueblo en general?

El pueblo es diferente. Siempre digo que aunque he nacido en Paradas me siento cigarrero por los cuatro costados. Del pueblo en general no tengo nada más que decir cosas buenas. Me he sentido desde que he llegado muy querido, respaldado y siento este pueblo como mío

¿Qué valoración hace de la labor social de las hermandades del pueblo?

Me siento muy orgulloso de ellas, especialmente de la Hermandad de los Dolores, que hace un sobreesfuerzo especial. Las hermandades de La Puebla dedican el diez por ciento de sus presupuestos a Cáritas, independientemente de que después tengan sus proyectos aparte. El esfuerzo que hace la Hermandad de los Dolores humano y económico es enorme.

¿Cómo vivió el período del conflicto con la Hermandad Sacramental y (ahora en frío) qué reflexión realiza de ello? ¿Hasta cuándo estará la Junta Gestora en la Hermandad Sacramental?

Me encantaría que la Junta Gestora desapareciese, pero lo cierto es que ahora mismo no hay nadie que haya mostrado su interés en ponerse al frente de la Hermandad. Entiendo que yo tendré mi parte de culpa y responsabilidad en el acontecimiento, y en ese sentido he pensado mucho sobre mi actuación y desarrollo de las cosas.

También entiendo que cuando se habla de Corpus de La Puebla (y soy consciente de que estoy entrando en un terreno bastante peligroso) no hablamos de lo mismo. En este pueblo coincide la fiesta litúrgica de la celebración con la celebración lúdica de las fiestas, que nada tiene que ver con lo litúrgico. Eso es una dificultad, ya que siento que en muchos momentos no se entiende mi discurso al no haber sensibilidad hacia la fiesta.

La Junta anterior decidió dimitir, cosa que lamento profundamente, ya que si bien es cierto que hubo momentos de dificultad en nuestras relaciones pensé que se habían quedado resueltos, aunque no ha sido así. El tiempo es el que cura las heridas y pone a cada uno en su sitio.

Me sorprende que la gente ame tanto al Corpus pero después a la hora de la verdad no dan un paso para implicarse. Y no es porque sea yo el párroco. Recuerdo que cuando llegué a este pueblo Sebastián Escacena se pedía días en su trabajo para montar los pasos del Corpus, y yo le ayudaba. Quizás ese amor que todos profesamos al Corpus debería materializarse más en un compromiso real. Lo saludable sería que la Hermandad Sacramental tuviese una Junta de Gobierno como todas las Hermandades, pero también entiendo que la Hermandad Sacramental no es cualquier cosa, en ella hay que saber estar.

Por último, la responsabilidad primera y última del Corpus recae sobre el párroco, lo quieran o no lo quieran ver sus hermanos. En ese sentido, tengo que resaltar que no he inventado las normas y hay que saber respetar la posición de cada uno.

¿Es viable la creación de una Asociación Parroquial para San Sebastián?

Sí. Ha habido muchos intentos y todos han acabado en fracaso. Yo estaría dispuesto, ya que al patrón nadie le echa cuenta durante el año. Es más, desde que la capilla está en mal estado se ha trasladado San Sebastián a la parroquia ocupando el sitio de San José y nadie va a rezarle. A lo que no estaría es a la creación de otra Agrupación de penitencia, ya que sería más dividir que unificar.

¿Y en torno a otra imagen como la Virgen del Rosario?

La Virgen del Rosario tiene la peculiaridad de que sobre ella decide el párroco. Con el tema de la salida extraordinaria no he querido entrar en redes sociales por no sufrir, ya que los comentarios son desafortunados en su mayoría. Hay gente que piensa que sale la Virgen del Rosario y no la de los Dolores, pero esta imagen depende de la parroquia y no así las hermandades que están regidas por reglas. No le veo a la Virgen del Rosario una devoción tan extendida como para crearle una Hermandad. Tiene sus devotos, pero no un grupo considerable para organizarse. Para su salida, además, tenemos que sopesar que el cuerpo de la imagen no está en buen estado de conservación y debe existir una función evangelizadora. No veo necesidad ahora mismo de hacerlo. El año que viene celebramos el año de la Misericordia y podría ser una ocasión, aunque no sabría decirte.

¿En cuánto está el nivel de pobreza en La Puebla?

Hay un dato objetivo de un índice elevadísimo de parados. Si miramos la media nacional y autonómica, La Puebla está por encima. El perfil del pobre ha cambiado y hoy se concentra en tres sectores: vivienda, empleo y salud. Existe una realidad de pobreza grande que a mi modo de ver tiene su clave en el trabajo. Debe haber un ejercicio importante de unidad en todas las organizaciones que nos dedicamos a la caridad y en colaboración con el Ayuntamiento reactivar y crear programas de empleo.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *