El Corpus Christi cigarrero, una lección constante de elegancia

2034 0

El Santísimo volvió a bendecir a La Puebla del Río en una nueva tarde gloriosa para el recuerdo.

Elegancia. Esa es la palabra que define y definirá al Corpus Christi de La Puebla del Río, ya que así lo demuestra cada año con un cortejo lleno de contrastes, detalles y matices. Los cigarreros acogieron con respeto la llegada del Santísimo y supieron esperar su bendición final en el porche para dar por finalizada una procesión que sobrepasó levemente las tres horas y terminó cuando la noche recién acababa de hacer acto de presencia.

Santa Juliana altar
Foto: Ezequiel Pedraza.

El Corpus 2015 dejó para el recuerdo varios detalles inolvidables. Uno de ellos fue el altar que el equipo de priostía de la Hermandad de los Dolores preparó en la puerta principal de la parroquia con motivo del 50 aniversario de la reorganización de la cofradía. Y un momento especial fue el paso de Santa Juliana Falconieri, titular de la Hermandad Servita, por dicho punto. La Hermandad, además, ha sabido darle el toque preciso a su titular para que le otorgue más elegancia aún al cortejo del Corpus. La santa iba adornada con lisiantum, margaritas spider, alstroemerias, antirrinium, linium, claveles y paniculata.

Foto: Rafael González.
Foto: Rafael González.

Otro de los detalles que nos deja ver el Corpus cigarrero es a San Sebastián desde un punto de vista diferente a su día, el 20 de enero. El patrón de La Puebla del Río procesiona en este día con un acompañamiento musical de cornetas y tambores, en este caso el de la Banda de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder de Coria del Río, que interpretó una selección de marchas clásicas en su mayoría como ‘Evocación‘, la primera de ellas. Para la ocasión, San Sebastián estaba exornado con lilium, celosía y astroemerias. Al igual que Santa Juliana Falconieri, jóvenes cigarreros llevaron el paso del patrón con mucho saber estar en la calle.

Foto: Ezequiel Pedraza.
Foto: Ezequiel Pedraza.

Radiante fue la palabra más apropiada cuando los rayos del sol iluminaron el rostro de la Virgen de la Granada Coronada, patrona y Alcaldesa Perpetua. Y es que el Corpus también regala el lucimiento de esta imagen con los últimos rayos de sol de la calle y la elegancia máxima en el andar de la patrona. Muy acertado fue el exorno floral, compuesto por orquídeas, cymbidium, rosas vendelas de Ecuador, antirrhimur, margaritas spider y paniculata. La patrona también llevaba tintes macarenos, puesto que las dos primeras marchas que la Banda de Música de Nuestra Señora de la Victoria (Las Cigarreras) interpretó fueron ‘Virgen Macarena‘ y ‘Madrugá Macarena‘. Además, también sonó en su llegada al porche ‘Como Tú, Ninguna‘, dedicada al 50 aniversario de la coronación Macarena.

Foto: Rafael González.
Foto: Rafael González.

El Niño Jesús de nuevo llamó la atención de los más pequeños en el día del Corpus Christi. Y es que la activa vida costalera de los cigarreros suele empezar en el Niños Jesús el día del Corpus. Para la ocasión, al igual que Santa Juliana, el paso iba exornado con lisiantum, margaritas spider, alstroemerias, antirrinium, linium, claveles y paniculata.

Y, por último, el verdadero protagonista de la historia: el Santísimo Sacramento en la Custodia. El respeto se hacía en la calle al paso de Su Majestad y el recogimiento de su alrededor hacían de su discurrir un ambiente sublime y solemne, a la altura de la ocasión. Varios detalles recogió el procesionar de Jesús Sacramentado. Cada vez que se detenía en uno de los bellos altares que se colocaron durante el recorrido, posteriormente la Banda Municipal de La Puebla del Río interpretaba el canto eucarístico de ‘Triunfal‘, como así también ocurrió tras la bendición final. Una bendición final cuyo altar tenía como protagonista a Santa Teresa de Jesús y también se pudo visualizar desde las calles Santa María y Manuel García Soriano con la pantalla que la Hermandad Sacramental instaló para la ocasión. El acompañamiento musical del Santísimo mezclaba los solemnes cantos de la Coral Polifónica de La Puebla del Río y las marchas sublimes de la Banda Municipal, como ‘Rey de Reyes‘, ‘Cordero de Dios‘, ‘Regina Pacis‘ o ‘Mater Mea‘. En definitiva, La Puebla vivió una nueva tarde de Corpus gloriosa que quedará para el recuerdo gracias a la solemnidad y elegancia con la que se realiza.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *