El fútbol no olvida

2008 0

El fútbol no olvida. No olvida las ganas, la garra, la entrega, el coraje, el corazón, el sentimiento, el compromiso, la inteligencia, la superación y los pulmones de Segua. Porque si hay un futbolista ejemplar sobre el terreno de juego y fuera del mismo ese es el pequeño mediocentro cigarrero, un jugador que todo entrenador quisiera tener, ya que en cada partido va a dar el máximo y suma dentro del vestuario. Es un futbolista joven (23 años), pero todo un veterano sobre el verde. Una extensión del entrenador sobre el terreno de juego. Un privilegio.

El Puebla puede presumir de capitán en este aspecto. Ahora lo pierde en el terreno de juego debido a esa maldita rotura de ligamento cruzado, pero lo gana aún más dentro del vestuario. Y tiene una causa más por la que ganar cada domingo: jugar con las mismas ganas que lo haría él. Cuando fallen las fuerzas o aparezcan las complicaciones, acuérdense de Segua. De cómo lucharía él cada disputa o cómo se rompería la cara por el escudo que lleva en el pecho.

Segua respira Puebla Club de Fútbol. Tengo la suerte de vivir cerca de su puesto de trabajo, por lo que muchas veces nos cruzamos y le robo algún que otro minuto hablando de fútbol del que nos gusta. Cómo no, de Puebla. No hay ni una sola vez que no se nos pase comentar la actualidad de la categoría y del equipo. Los cinco sentidos puestos en sus colores.

Desde que se conoció el alcance de su lesión, el fútbol le debe a Segua todo lo que Segua le ha dado al fútbol hasta ahora. Y al Puebla, por supuesto. El pequeño mediocentro volverá al mágico San Sebastián más pronto que tarde porque lo merece. Marco Fernández ha perdido a un efectivo, pero ha ganado a un apoyo. Y sus compañeros también. El espíritu Segua debe instaurarse en el vestuario antes, durante y después de cada partido o entrenamiento. Mucha fuerza, capitán.

Foto: Elías Calero.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *