El toreo de Morante o cómo acaparar titulares sin cortar orejas

698 0

Mundotoro

La espada privó al de La Puebla de salir por la puerta grande en El Puerto de Santa María.

Las orejas no lo dicen todo. A veces dicen muy poco. El toreo a la verónica de Morante al primero fue cumbre. Y la faena de seda. Pero la del cuarto estuvo preñada de torería y de una distinción al alcance de muy pocos. De tan despacio que toreó, cabían varios ‘olés’ en un muletazo. Lástima que el toro decayera en empuje y de la estocada atravesada. Pero antes de eso, lo de Morante tuvo la importancia que tiene cuando se hace el toreo.

Morante firma momentos de toreo que sólo él puede hacer. Su faena al cuarto no puede ser siquiera maltratada por el error con la espada, porque lo del cuarto es de titulares a toda plana. Una torería añeja y actual desde el inicio de la faena hasta las tandas donde la velocidad escasa del toro aún quedó más reducida en las muñecas de Morante. No fue temple, que es técnica apreciada, sino reducir y hacer más hondo el tiempo, que es propiedad del arte.

Foto: @ToroSevilla.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *