Empezar de cero

306 0

El cigarrero disputó unos muy buenos minutos en La Rosaleda.

Chema volvió a vestirse de corto. El último partido de LaLiga 123 que jugó el cigarrero fue el pasado 16 de diciembre contra el Lugo. La jornada pasada, volvió a jugar en Los Juegos del Mediterráneo en el partido que enfrentaba al Almería y al Cádiz. Chema tuvo 25 minutos por delante, pero no pudo mostrar su mejor versión. Aun así, el canterano del conjunto indálico estuvo muy acertado a la hora de asociarse con sus compañeros.

No fue hasta el pasado viernes cuando Chema volvió a sentirse futbolista. Mostró un gran nivel en el empate tan agónico contra el Málaga en el minuto 91. La Rosaleda le trae buenos recuerdos al ‘8’ almeriense. Ambos clubes andaluces se enfrentaron en la eliminatoria copera. Chema cuajó un gran partido y fue una pieza clave en la clasificación de su equipo.

El cigarrero se desenvolvió por la zona derecha del ataque almeriense, alternando su posición con la mediapunta. Buscaba la diagonal para su pierna izquierda constantemente y, así, encontrar más fácil a sus compañeros y siempre dándoles ventajas con respecto al rival. En una de estas internadas, con el 1-0 todavía en el marcador, Chema puso un centro medido al segundo palo y faltó muy poco para que Saveljich llegara a ese balón.

Finalmente, Rioja empató para el Almería y el conjunto dirigido para Fran Fernández sigue sumando. Lo más importante para Chema, además del punto, fueron las sensaciones que él mismo dejo sobre el verde.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *