Habilidades sociales en los niños de la sociedad de hoy

949 0

Por Anabel Sánchez.

Es observable en la sociedad actual la crisis de valores que sufrimos desde los primeros ciclos de primaria, encontrando plena cumbre en el sistema de secundaria y desplazándose hasta la falta de empatía de algunos trabajadores adultos de cara al público.

Quizás desde aquí arriba venga el problema, debido a que los mayores son ejemplo de los más pequeños y  estos, son como esponjas.

Es frecuente escuchar críticas hacia los centros educativos y docentes, pero no debemos equivocarnos, aunque sean parte fundamental del proceso educativo de un menor, la base viene del hogar, de la convivencia y del respeto en casa.

Debería valorarse como una actividad extraescolar más, la empatía, la asertividad, el compartir, el perdonar, el saludar, el respetar a los mayores…

Hablamos de las habilidades sociales, como cualquier habilidad, se aprende y mejora con la práctica y cualquier edad es buena para comenzar este nuevo habito. Pero como todo habito si se adquiere desde pequeño es una recompensa que tendremos en edades más avanzadas.

Entre ellas se encuentran las cosas más cotidianas, como:

  • Saludar y despedirse
  • Dar las gracias
  • Pedir y aceptar el perdón
  • Compartir
  • Aprender a resolver conflictos de un modo asertivo
  • Dar y aceptar cumplidos
  • Dar y recibir ayuda

Son la base de las principales conductas más aceptadas socialmente como:  Un buen comportamiento,  alcanzar logros, éxito social y un buen autoestima entre otras.

De ellas depende el trato que damos a los demás y como cara de la misma moneda, depende el trato que nosotros recibiremos de ellos.

La gente que maneja las habilidades sociales es percibida como más amable, respetuosa y simpática, por lo que le será más fácil hacer amigos, integrarse en nuevos grupos o adaptarse a nuevos ambientes.

El contacto con la sociedad es algo que hacemos desde pequeños, y que se sucede a lo largo de nuestra vida. Por ello lo más conveniente es inculcarlo desde la infancia y  enseñar estos hábitos desde los primeros años de vida, donde comienzan los primeros contactos con iguales (Etapa escolar).

El reforzador social que se obtiene con la buena práctica, hará que perduren en el tiempo y se adquieran como un hábito.

A la vez, podremos evitar problemas conductuales más graves, que derivan de la falta de habilidades sociales debido a la incapacidad del menor de manejarse en el ambiente. Esta carencia hace aparecer otras conductas socialmente inadaptadas como la agresividad, la violencia o en los más tímidos la frustración y evitación de entornos sociales.

Related Post

Vuelta al cole

Posted by - 09 de septiembre de 2016 0
Hablamos sobre las situaciones estresantes y cómo implantar rutinas.

La ilusión rota

Posted by - 15 de junio de 2015 0
La opinión de Ezequiel Pedraza sobre la no aprobación de la salida extraordinaria de la Hermandad de los Dolores.

Bullying

Posted by - 17 de junio de 2016 0
Hablamos de este concepto importante en la sociedad de hoy en día. Lo único nuevo es el nombre. Debido a…

Normas en casa

Posted by - 21 de abril de 2016 0
Variación de las conductas y responsabilidades según la edad.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *