Jesús Muñoz debuta sin suerte con picadores

799 0

Mundotoro

El cigarrero puso voluntad y mostró algunos detalles de torería.

El joven Ferrater Beca perdió la oreja del novillo de su debut con picadores por los aceros en el capítulo más destacado de la novillada nocturna de abono celebrada esta noche en La Maestranza. Se corrió un encierro de La Quinta en la que hasta tres utreros, 2º, 3º y 6º, desarrollaron nobleza en el último tercio.

Sorteó un ‘SantaColoma‘ de 500 kilos, con más hechuras de toro que de novillo, que tuvo bondad y nobleza en el último tercio. El sevillano quiso cuajarlo en los medios y recibió dos volteretas de las que salió ileso. Un milagro. Palizas importantes hasta que le quitaron al utrero. Puso voluntad y entrega, a pesar de su evidente verdor, en una faena de menos a más. Sin embargo, el acero, romo, pues necesitó de cinco oportunidades para ‘despenarlo’, hizo que la oreja se esfumara. Ovación tras aviso. 

No lo puso fácil el quinto, otro burel con hechuras de cuatreño. Había que hacerle las cosas muy bien, cruzado, citando con mando y sin cometer errores. Le puso fe y voluntad Ferrater Beca, que lo intentó de nuevo con arrojo. Sin embargo, el novillo no terminaba de humillar y salía con la cara a media altura sin entregarse en la muleta, algo que deslució una faena que no terminó de despertar al tendido. Silencio.

Aitor Darío ‘El Gallo’ sorteó un primero que tuvo fijeza y movilidad, pero que nunca se empleó en los engaños. Ni entrega ni transmisión del utrero de La Quinta, de sosa condición. El valenciano lo intentó, pero no había material para que el trasteo tomara vuelo, puesto que incluso el cárdeno planteó complicaciones cuando le ofreció la pañosa con la zurda. Silencio.

Se partió un pitón el cuarto al rematar contra un burladero de salida y en su lugar saltó un sobrero de Guadaira, que salió de chiqueros andando y sin demasiado celo. Enseguida cantó la gallina de su mansedumbre. Nada más ir al peto del caballo. Luego, en el último tercio, fue un utrero áspero y con mucho que torear. De exigente apuesta. El Gallo lo intentó con voluntad y oficio, pero la faena no terminó de llegar al tendido. Estocada casi entera antes de ser silenciado.

El otro debutante con caballos de esta noche fue Jesús Muñoz. No hubo entendimiento en el tercero. Fue un novillo franco y definido de La Quinta, pero el sevillano de La Puebla del Río no se acopló con el burel durante un trasteo de faena en el que quedó prácticamente inédito. Lo pasaportó de una estocada algo trasera. Silencio.

El mismo balance, tras aviso, obtuvo en el sexto, que tuvo movilidad y nobleza, para completar un lote con posibilidades. El sevillano lo intentó, más dispuesto que en su primero, durante un trasteo largo, pero no hubo respuesta del respetable. Cerró el festejo al segundo intento.

Foto: Maestranza.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *