Juan Ventura: “Nuestra patrona produce en mí sensaciones que son difíciles de explicar”

1307 0

Para que una Junta de Gobierno designe a una persona para ofrecer un determinado pregón, la persona indicada para ello debe reunir varias condiciones para que el texto agrade y todos queden satisfechos. Esas condiciones son devoción, implicación y formación. Todas ellas las reúne Juan Antonio Guerrero Ruiz, Juan Ventura, quien ofrecerá el próximo 5 de septiembre el pregón de la Festividad de Nuestra Señora de la Granada Coronada, imagen a la que le guarda un cariño especial como se puede observar en esta entrevista.

LOGO LORENTE

Buenas, Juan. ¿Cómo van los nervios previos al día de tu pregón?

Muy buenas Rafa. Los nervios los intento controlar, aunque son inevitables al tratarse de un discurso público, algo de lo que soy novato. Es una gran responsabilidad, siento mucho respeto hacia este tipo de actos. Y más aún este año, que hemos tenido grandes pregones y pregoneros. José Joaquín Peulach con San Sebastián y Diego Pedraza en Semana Santa pusieron ya el listón bastante alto. Y la emotividad de Ricardo Mateo con el Rocío y José Francisco en el Corpus, remataron el cuadro. Dime tú con qué cara me subo yo ahora, a finalizar la temporada de pregones, detrás de esas cuatro magníficas disertaciones, todavía en la memoria de nuestra gente. Y que rebosaron en cigarrerismo y buen hacer.

Si a esto le sumamos, mi carácter introvertido y el tener que dirigirme a un público de personas conocidas y queridas, pues la verdad, que no voy a darme cuenta en el “verengenal” que me he metido, hasta el momento en que me vea en el atril (risas). Aunque por otra parte, tengo muchísimas ganas de expresar mis sentimientos hacia la Virgen y hacia La Puebla, y pienso que esto jugará a mi favor para armarme de valor y vencer los nervios.

¿Cómo acogió el nombramiento? ¿Era algo esperado?

Lo acogí con mucha alegría e ilusión. Sí que lo esperaba, puesto que hace varios años me lo propusieron por primera vez y tuve que negarme por falta de tiempo con los estudios. Dejando entrever en esa ocasión, que una vez que acabase la carrera no me importaría aceptar la propuesta.

¿Estaba entre sus sueños el ser pregonero de la Virgen de la Granada Coronada?

Por supuesto. Nuestra patrona produce en mí una serie de gratas sensaciones que me son imposibles de explicar. El simple hecho de tener la oportunidad de aproximarlas con palabras dando su pregón, es un auténtico sueño. Espero poder disfrutar pregonando sus glorias, pero si no fuera así porque los nervios me vencieran en la batalla, me quedaría con el enorme disfrute y felicidad, que ya he sentido a la hora de escribirlo.

¿A quién dedicará su pregón y por qué?

Mi pregón va dedicado a todos los cigarreros devotos de la Virgen María, en cualquiera de sus advocaciones. Y muy en especial, a los que sienten o sintieron predilección por la imagen de nuestra patrona, la Virgen de La Granada, a los que están y a los que nos faltan.

¿Tiene el texto finiquitado o realizará todavía algún retoque? ¿Cuánto durará?

El texto lo tengo acabado hace tiempo. Pero confieso que soy de los que está hasta última hora haciendo retoques, cambiando algún adjetivo o dándole la vuelta a alguna frase. Su duración es de unos cuarenta y cinco minutos aproximadamente. A esto hay que añadirle el tiempo de la presentación, las dos marchas que se interpretarán al principio, la intervención del Coro de la Hermandad del Rocío y el Himno de la Virgen que cerrará el acto, y es mi deseo que sea cantado por todos los presentes.

Aunque para conocerlo hay que ir a oírlo, ¿cómo definiría a grandes rasgos su pregón?

Será un pregón a la Virgen María en general y a nuestra patrona en particular, usando como telón de fondo a La Puebla, a sus barrios y a su gente.

¿Será un pregón en verso o se ha decidido por la prosa?

El comienzo y el final serán en verso. Pero en su desarrollo, digamos que combino ambas modalidades. Repitiendo la misma dinámica en cada sección, con un poco de prosa y remate en verso.

¿Ha pedido consejo o ha tenido algún referente a la hora de escribir el pregón?

He recibido consejos muy valiosos, que me han servido para estructurar y resumir las ideas. Siempre he sido aficionado y asiduo a los pregones, y esto ha hecho que sin darme cuenta, tuviera en la mente distintos modelos o formas de pregonar. Me ha resultado difícil decantarme por alguna, pero dicen que quien sabe beber de muchas fuentes termina llevándose las cosas a su terreno. Esa era mi intención y espero haberlo conseguido.

Entre nuestros paisanos, encuentro una gran inspiración en la gracia poética de mi admirado Martín Vega, ilustrísimo pregonero perpetuo de La Puebla en La Gloria. También me gusta mucho la forma de escribirle a La Puebla, que tienen los Hermanos Bizcocho, otros dos grandes trovadores de esta tierra, que nos han regalado fabulosos pregones. Me reflejo mucho en su estilo y en sus rimas de palabras coloquiales, llanas, del pueblo.

De los que más me han marcado recientemente, han sido los del Corpus de Peulach y Rebolo, y el de Semana Santa de Ezequiel Pedraza. En cuanto a los de la Granada, destacaría tres, que me han servido como base, los de Leandro, Pepe Juan y Venturi. Aunque he intentado hacer hincapié en algunos aspectos que ellos dejaron en el aire y aportar así algo nuevo.

Sin caer en palabras de su pregón… ¿Cómo y cuándo surge su devoción hacia la Virgen de la Granada Coronada?

Quiero pensar que para ningún cigarrero y menos siendo cofrade, la devoción hacia nuestra patrona le surja de una forma determinada, ni un día o año concreto como por arte de magia. Por la sencilla razón que su figura nos acompaña desde que nos bautizamos o tomamos la primera comunión a sus plantas, hasta cualquier acontecimiento de nuestras vidas en nuestra Parroquia, la cual preside. Y además de eso, aunque unos celebremos más que otros su festividad de septiembre, siempre nos ha acompañado su presencia en nuestro día grande, en el Corpus.

Quiero decir con todo esto, que mi devoción hacia ella surgió desde el primer momento en que tuve uso de razón. Mi paso por la junta de gobierno hizo que incrementase mi cariño hacia ella, lógicamente, pero ni mucho menos surgió ahí. Puesto que ha estado presente en toda mi vida. Mis primeros recuerdos de olor a romero, de redobles de tambor o de atardeceres en el porche, van unidos a la sombra de su ráfaga en la pared, a su pelo envuelto en encajes, a su mirada intensa y sobre todo, a su eterna sonrisa.

¿Cómo vivirá el próximo 8 de septiembre?

Espero vivirlo con intensidad y recrearme observándola en cada chicotá. Que luego el año se hace muy largo, y la espera de volver a verla en su paso pisando el porche, se hace interminable. También este año lo viviré con mayor tranquilidad que estos últimos, en los que tuve exámenes por estas fechas. Sin duda, es uno de los días más alegres del calendario festivo cigarrero. A parte del deleite para los sentidos, que nos produce ver pasear a la Virgen por nuestras calles. Ese día se disfruta del reencuentro con amigos y familiares. Nuestro pueblo es como si renaciera, tras un verano de calles desérticas. Es una bonita metáfora, ya que el ocho de septiembre lo que se celebra es el nacimiento de la Virgen María, y ese día La Puebla parece volver a nacer.

Ha formado parte de la Junta de Gobierno de la Hermandad. Como antiguo miembro de la misma, ¿qué le parece el rumbo que está llevando la corporación actualmente?

Pues creo que dentro de sus posibilidades, lo están haciendo bien. Partiendo de la base, que llevar una hermandad para adelante requiere un gran sacrificio y muchos quebraderos de cabeza. Son muchas horas, días, semanas… Las que hay que dedicar de forma desinteresada, restándole horas a la familia, la pareja, los estudios e incluso las vacaciones. Porque esta hermandad tiene la dificultad añadida de que sus preparativos hay que hacerlos en verano.

La junta actual la forma un grupo muy heterogéneo, por un lado veo a personas adultas, que aunque desconocen el mundo de las hermandades y su correcto funcionamiento, muestran mucha devoción y ganas de trabajar. Y por otro lado, hay varios jóvenes con mucha idea y buena afición cofrade, que saben bien lo que hacen y lo que quieren, algo indispensable para que una hermandad pueda avanzar y mejorar en todos los aspectos.

¿Le gustaría en un futuro ser pregonero de la Semana Santa o del Corpus?

Veremos a ver como escapo en este y luego ya veremos (risas). Fuera de bromas, la verdad es que sí. Al igual que del Rocío, de San Sebastián o del desaparecido pregón de “Navidad y Reyes”, si se recuperase. Puesto que me declaro un enamorado de las tradiciones de mi pueblo. Desde niño me ha gustado escuchar nuestros pregones, por ser las manifestaciones públicas de cigarrerismo más profundas y sinceras. Pero soy de la opinión, y recalco esto, que los pregones deben darlo personas con más edad. Como se suele decir, la veteranía es un grado y no me veo todavía dando un pregón de Semana Santa o Rocío, actos con muchas y buenas ediciones a sus espaldas. Ni muchísimo menos el pregón de los pregones, el más antiguo, el del Corpus. Quizás dentro de veinte años si, pero no antes.

Para eso, se podrían instaurar otros actos como pregones jóvenes o exaltaciones, algo que se da en muchos lugares. Y de esta forma los jóvenes de entre dieciocho y veinticinco años, aproximadamente, irían haciendo sus “primeros pinitos”, se instruirían y se fomentaría esta práctica. Además serviría como cantera, para que los concejales de festejos o juntas de gobiernos pudiesen ver quiénes apuntan maneras, y estar seguros en futuros nombramientos. Salvo excepciones, debe existir una progresión. Porque veo una barbaridad, y lo digo desde el respeto, que personas que jamás hayan dado un pregón, den el primero el del Corpus, que debería ser la máxima aspiración. Y ya tenemos más que comprobado, que las “novatadas” a veces sale bien y otras no tanto.

Como hermano de la Hermandad de los Dolores, supongo que no le sentaría bien la no aprobación de la salida extraordinaria…

La verdad es que fue un auténtico “mazazo”. Nuestra generación ha crecido escuchando hablar a nuestros mayores sobre la salida extraordinaria del XXV aniversario, viendo videos o escuchando anécdotas sobre aquel año 1990, que fue un hito en nuestro pueblo. Y desde niños hemos estado contando los años que faltaban hasta el 2015, para poder vivir algo parecido. Y con la gran ilusión, de poder sacar en esta ocasión a nuestro Cristo. Pero donde manda patrón, no manda marinero… Y al menos nos queda el consuelo de haber podido disfrutar de nuestra reina dolorosa, en la salida extraordinaria para la imposición de la medalla de la villa.

Por último, ¿qué le diría a todo aquel que tenga pensado acudir a escuchar su pregón?

Le diría que si va buscando una mezcla de pregón y espectáculo musical intercalado, no lo va a encontrar. Hay gente que me ha preguntado o sugerido hasta que yo cantase. Esto me ha llevado a pensar, que no sé realmente lo que van a esperar de mí. Habrá quien pueda salir decepcionado si busca eso, ya que no soy partidario de ese tipo de interrupciones. Esa forma de pregonar, me parece muy respetable, pero a mi parecer desvirtúa y distrae al público en la atención sobre el discurso.

Mi pregón será clásico, y he intentado esmerarme en conseguir que brille por su contenido y no por sus adornos añadidos. En definitiva, las personas que realmente le gustan los pregones, creo que saldrán satisfechas. Pero quienes vayan buscando un espectáculo de otro tipo, no será en mi pregón donde lo encuentren.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *