La Cabalgata de la provincia

275 0

Miles de personas se dieron cita en La Puebla del Río para disfrutar con las 10 carrozas que formaron el cortejo real, presidido por SSMM de Oriente.

Es el día de la magia. Y es la Cabalgata de la provincia. Con esta combinación, La Puebla del Río y miles de visitantes volvieron a vibrar con el cortejo real en la noche del 5 de enero, jornada en la que SSMM los Reyes Magos de Oriente visitaron el municipio cigarrero entre el júbilo y el fervor de la población. El ambiente, la belleza de las carrozas y la organización del cortejo real volvieron a destacar en un año en el que la Asociación de los Reyes Magos se superó una vez más.

A las 11:00 horas llegaban al Parque Municipal las carrozas que formarían por la tarde/noche el cortejo real para la admiración de la población cigarrera. Entre las novedades, las reformadas de la Estrella de la Ilusión y el trono del Rey Baltasar, mientras que los estrenos infantiles fueron La vuelta al mundo y Aladín, que causaron, como era de esperar, una muy grata impresión.

La Estrella de la Ilusión, acompañada de sus damas y a los sones de la Escuela Infantil de Tambores, se puso en marcha a las 16:00 horas hacia el encuentro con el Heraldo Real para hacerle entrega de las llaves de La Puebla, acontecimiento que tuvo lugar minutos antes de las 17:00 horas. Tras la entrega, las carrozas emprendieron camino desde Doña Manuela Álvarez para visitar las barriadas cigarreras. En ese trayecto, el trono de Baltasar sufrió un percance, lo que provocó algo de retraso lógico en la llegada de la Cabalgata al embarcadero, tiempo que fue recuperado durante el itinerario.

El momento mágico de la aparición de SSMM de Oriente en suelo cigarrero se produjo, como cada año, al anochecer. Melchor, Gaspar y Baltasar, acompañados de sus pajes, pusieron la magia en La Puebla una vez que desembarcaron en la Plaza de Blas Infante. El ritmo de la Batukada Tamsur, la charanga D’Arte y la Banda Pirata de la Ilusión acompañó un cortejo al que también se unieron cabezudos y beduinos. Maravilloso fue el discurrir de la Cabalgata por una calle Larga a rebosar. Y novedoso el itinerario que tomó debido a la obra que se ejecuta en la calle Comercio, que permitió también ver a un auténtico río de personas en la Plaza del Corpus Christi.

La entrada en la Parroquia y posterior adoración al Niño Jesús se produjo en hora prevista. Otra página de oro en un nuevo 5 de enero. La Puebla del Río, siendo humildes en la afirmación, puede presumir de tener una de las Cabalgatas más espectaculares de la provincia.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *