La Cabalgata de los sueños

3149 0

Los Reyes Magos recorrieron las calles de La Puebla en un nuevo día lleno de colorido e ilusión.

Se terminan los calificativos para definir a la Cabalgata de Reyes Magos de La Puebla del Río y al maravilloso trabajo de las personas que forman la asociación de la misma. Lo impresionante de las carrozas, el colorido del cortejo, el ritmo de la Batukada, la cantidad de personas que se desplazan desde otros pueblos…Son muchos los ingredientes que cada año la hacen más imprescindible. Y, además, demuestra que los sueños se cumplen y los Reyes Magos en La Puebla existen.

La Cabalgata de Reyes Magos en La Puebla sirve para, como decimos, hacer realidad los sueños de Borja, Fran y sus madres. Dos niños que padecen una enfermedad y ayer pudieron vivir uno de los días más grandes de sus vidas junto a sus madres, tirando caramelos y juguetes en su carroza, titulada ‘La carrera de la esperanza’. Esa que nunca van a perder y que, gracias al trabajo de los que forman la Asociación de Reyes Magos, aumentó en la jornada de ayer. No existen palabras para describir momentos como ese. Sólo cabe levantarse y aplaudir ante estos gestos.

El cortejo de la ilusión llegaba a la Plaza de San Sebastián acompañado por la Banda Infantil de Tambores, dirigida por un Silva que se ha convertido en otro clásico de la Cabalgata, puesto que después tomó el relevo para hacer las delicias de los presentes junto a su Batukada Tamsur. Tras la entrega de las llaves al Heraldo Real, figura que se convertirá en habitual con su carroza en el cortejo, la Cabalgata salió con adelanto para recorrer los barrios de La Puebla hasta la Barqueta.

Pasadas las siete de la tarde hacían acto de presencia Sus Majestades de Oriente en otra bella estampa, la llegada con bengalas. La expectación aumentaba y la calle Larga era un río de personas, lo mismo que ocurrió en Comercio. El Ayuntamiento fue otro de los puntos claves donde se repartieron multitud de regalos. Por último, sobre las 23:00 horas la comitiva llegaba a la Parroquia de Nuestra Señora de la Granada para poner punto y final a un nuevo día de ilusión, luz, colorido, ritmo y, en definitiva, mágico. Porque el 5 de enero se demostró que los Reyes Magos en La Puebla existen. Y, si no, que le pregunten a Borja, Fran y sus familias.

Foto de Recacha&Hurtado.

Related Post

There are 1 comments

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *