La historia del arte de Juan Ventura

1868 0

Pregón cargado de emoción y sentimiento hacia la Virgen de la Granada Coronada.

Todos los que conocen a Juan Ventura desde hace tiempo y conocieron su nombramiento como pregonero de Nuestra Señora de la Granada Coronada sabían que el joven cigarrero iba a demostrar su amor hacia la Patrona y Alcaldesa Perpetua de La Puebla, por lo que esperaba un pregón para recordar. Y así fue, ya que Juan Ventura escribió su historia de la vinculación a la Virgen y contó sus vivencias con mucho arte, puesto que le dio una entonación magnífica a la mezcla entre la prosa y el verso de la que se compuso su texto, muy bien elaborado.

LOGO LORENTE

Le dieron un plus de riqueza al acto tres jóvenes músicos cigarreros que al son del violín, clarinete y piano abrieron con la interpretación de ‘Granada Coronada‘, del compositor Juan Velázquez. Fue un amigo de la infancia del pregonero, o más bien dicho un ‘hermano’ como definía en sus palabras, Leandro González, el encargado de presentar al protagonista de la noche. Aunque por protocolo no le correspondía, el gran vínculo de amistad que existe entre ambos provocó que así ocurriera. Dicho vínculo quedó demostrado en unas hermosas palabras de Leandro hacia Juan, de quien además de repasar su trayectoria destacó sus valores como persona.

Y tras la interpretación de ‘Virgen de la Granada‘ del compositor cigarrero Claudio Gómez Calado, llegó el turno del pregonero. Comenzó de forma explosiva, con unos versos en forma de bienaventuranza a la Virgen María, bautizada como Granada en La Puebla. Acto seguido realizó un repaso histórico y se fue a la natividad de la Virgen María para destacar dones como “fortaleza, caridad y virginidad”.

El primero de los homenajes fue para el Coro Parroquial de Nuestra Señora de la Granada, bautizado por parte de Juan Ventura como “las mejores catequistas que se puede tener cantando glorias a la virgen y a su hijo”. Posteriormente, tras recordar los orígenes de la advocación de Granada, los cuales tuvieron lugar en 1241 en Badajoz, se refirió a las advocaciones de la Virgen en La Puebla e introdujo menciones a Martín Vega, el eterno poeta cigarrero. Fueron palabras de mucho sentimiento que el público supo reconocer con una fuerte ovación.

El pregón de Juan Ventura, además de estar recitado con mucho arte, incluyó datos históricos que demostraron la documentación del pregonero a la hora de elaborarlo. Ventura contó la historia de las hermandades en La Puebla, con especial memoria de la de la Soledad, cofradía en la que parte de su familia realizaba su salida. Todo esto tenía una conclusión: que La Puebla es Mariana, destacando la figura de la Virgen de la Granada como ejemplo.

La segunda parte del pregón se centró en la vida de Juan Ventura vinculada a la Virgen. Esta se inició con el previo recuerdo a los años 70, cuando la Virgen de la Granada empezó a visitar los barrios y se celebraban misas en los mismos, cantadas en ocasiones por Los Romeros de La Puebla. Estos barrios fueron Pinta, La Barqueta, Huerta o la Virgen del Pilar.

Juan Ventura confesó quedar “prendado” de la Virgen cuando la buscó aquel 8 de septiembre cogido de la mano con su madre, quien le supo mostrar las bellezas del pueblo en todo momento. Fue por ello que desde ese preciso instante el pregonero se iba a declarar enamorado de la Virgen de la Granada, y en 2005 comenzaban sus mayores compromisos con la Hermandad. En 2005 creó el Grupo Joven, logrando entre otras cosas un nuevo estandarte. Un gran año fue el 2006, cuando le otorgaron a la Patrona el título de Alcaldesa Perpetua de la Villa y la procesión de ese 8 de septiembre fue especial, transcurriendo por el Poyetón, barrio al que comparó con Triana: “En Sevilla está Triana y en La Puebla, el Poyetón”.

El año 2007 fue también especial, puesto que la Patrona y Alcaldesa Perpetua visitó la barriada de Las Marismas, día calificado por Juan Ventura como “el que consiguió unirnos a todos como granos de tu Granada”. Un año después, 2008, tocó el barrio de San Sebastián, “el barrio del Señor, como San Lorenzo en Sevilla”. Fue entonces cuando el pregonero dejó la puerta abierta a otros barrios cigarreros para una posterior visita de su Patrona. De los barrios pasó a los límites geográficos de La Puebla para mencionar a las patronas vecinas como Estrella o Cuatrovitas y la devoción en sus pueblos.

El culmen y final del pregón fue “la noche de las noches”, la Coronación de la Virgen de la Granada. Ahí introdujo el pregonero la pincelada musical del Coro de la Hermandad del Rocío para rememorar el canto que le dedicaron en la Esquina del Reloj el 5 de septiembre de 2009. Y ahí fue donde recordó al inolvidable Faustino Cabello para terminar agradeciéndole a la Virgen de la Granada sus orígenes cigarreros. Tras el “he dicho”, el público no dudó en reconocer el gran pregón ofrecido por Juan Ventura. Un pregonero que ya ha escrito su historia y lo ha hecho de forma más que brillante, con un amor a la Virgen declarado por los cuatro costados.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *