La Puebla ante su Rey de Reyes

94 0

El Corpus Christi volvió a enamorar a cigarreros, cigarreras y personas llegadas desde fuera con su encanto, magia y elegancia.

Un año más, La Puebla se vistió de gala para recibir a Jesús Sacramentado, rodeado de elegancia, solemnidad, recogimiento y sobriedad. Cuatro bandas, un coro, cinco pasos y todo un pueblo en torno al Rey de Reyes. El Corpus Christi de La Puebla del Río tiene elementos que hacen que cada año acudan más visitantes de otras localidades a contemplarlo. Además, el de 2019 fue el Corpus de los estrenos en el martillo con la familia Villanueva y los hermanos Taca; y de estrenos musicales, como el clasicismo de la Banda Municipal de Higuera de la Sierra abriendo el cortejo, los sones macarenos de la Centuria y El Carmen de Salteras, bandas que tuvieron una grandísima aceptación, o la marcha “De rodillas, Señor” para el Santísimo, a cargo de los sones brillantes de la BM La Puebla, que enriquece el patrimonio cigarrero.

Pasadas las 19:00 horas ya se cruzaban los sonidos de las diferentes bandas que acompañaban al cortejo eucarístico cigarrero. Aparecían las formaciones musicales según el orden en el que iban situadas en la procesión: la Banda Municipal de Higuera de la Sierra, la Banda de Cornetas y Tambores de la Centuria Romana Macarena, la Sociedad Filarmónica de Nuestra Señora del Carmen de Salteras y, por último, la Banda Municipal de La Puebla del Río, interpretando todas marchas militares.

Eran las siete y media de la tarde. Comenzaba a sonar “El Corpus” delante de la Cruz Parroquial, que poco a poco recorría la Plaza del Santísimo Cristo del Perdón para iniciar, por tanto, la procesión. El patrón San Sebastián era el primero de los pasos en aparecer. La Centuria interpretó la Marcha Real para que, acto seguido, la BM La Puebla hiciera lo propio con el “Hymnus ad Martyrem”. Posteriormente, la Centuria inició con sones clásicos su acompañamiento al paso comandado por Juan Antonio Palma.

Santa Juliana Falconieri, comandada por los Hermanos Villegas y precedida de una representación del Grupo Joven de la Hermandad Servita. El tercero de los pasos fue la Virgen de la Granada Coronada, que salió a los sones de su marcha, “Virgen de la Granada”, a cargo del Carmen de Salteras. Mandaban los Taca. La alegría de la patrona y alcaldesa perpetua dio paso al siempre simpático Niño Jesús, portado por jovencísimos costaleros.

Y se hizo el silencio. Respeto y solemnidad para recibir al Rey de Reyes. Qué forma de andar la de los costaleros, a los mandos de la familia Villanueva y auxiliares, y qué sones tan brillantes de la Banda Municipal de La Puebla del Río con “El Corpus”.

La calle Larga ofreció una imagen maravillosa con todo el cortejo, siempre acompañado por un gran número de público. Rezos y una estampa también para el recuerdo con la carreta situada frente a la Esquina del Reloj, sitio donde Los Romeros de La Puebla presenciaron su marcha, “Romero”, tras la Virgen de la Granada Coronada; y también se interpretó “De rodillas, Señor” en el Santísimo. Altares, fachadas engalanadas y mejores galas para recibir al Rey de Reyes en Larga, Pescadores y Santa María.

San Sebastián nos dejó una entrada para el recuerdo. Por la forma de andar y por el gran nivel ofrecido por la Centuria Macarena con las composiciones “Roma” y “Sentenciado”. Santa Juliana Falconieri, tras un brillante discurrir por las calles de la localidad, puso punto y final antes que la Virgen de la Granada Coronada llegara con sones baratilleros y “Caridad Coronada” a la Plaza del Santísimo Cristo del Perdón, donde volvía a sonar “Romero” como broche de oro a su participación en el Corpus. El Niño Jesús, con una lección de futuro, dio paso al Santísimo, que fue recibido con fuegos artificiales a los sones de “Cristo de Vera+Cruz”, del maestro Borrego. Con “El Corpus”, como no podía ser de otra forma, la Custodia fue poco a poco hacia la Parroquia, donde hacía su entrada minutos después de las 22:30 horas. Un Corpus más, La Puebla fue bendecida por el Rey de Reyes.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *