La vuelta de ‘Y les llamaban calidad’

2042 0

Este grupo de sevillanas cantará tras el pescaíto en la Caseta Municipal.

Nos llamaban calidad en el ambiente taurino…¡¡Ole!!” Así hacían su entrada en la plaza de toros de la Huerta San Antonio, donde el maestro Morante de La Puebla tuvo a bien recibirnos para el reportaje, el matador de toros José Luis Cabello “Chelu”, el subalterno Juan María Bizcocho “er Pecho” y el picador Juan Zurita “er Traca”. A priori, era un cartelazo. De esos de no hay billetes. Lo que ocurre es que cuando se vieron venir la carretilla con la que entrenaban los banderilleros Alejandro Sobrino y el Lili, se pusieron a cantar sevillanas en vez de torear. Y es que el grupo Y les llamaban calidad no guarda ningún tipo de relación con el ambiente taurino, sino que debido al tono picante y diferente de sus sevillanas, hizo que esa historia ficticia les diera fama en su primer disco, titulado Sevirranas 89.

En 1987 tuvo su origen este simpático grupo de sevillanas, que iba a aportar un tono diferente a las mismas, lo que hizo crear cierta polémica con algunas de sus letras, aunque siempre eran cantadas desde el respeto y la gracia que caracteriza a nuestra tierra. En 1988 llegaron las primeras actuaciones en Feria o en El Rocío, y en 1989, la casa Fono Music de Madrid propuso la grabación del primer disco, el mencionado Sevirranas 89, de sevillanas desenfadadas, al que le seguiría Anímate, en 1990. En ello tuvo mucho que ver Daniel Martínez, por aquel entonces componente de Ecos de las Marismas.

El nombre del grupo también guarda una historia simpática. Al ser tres componentes, la idea estaba basada en la Santísima Trinidad, por lo que una primera sugerencia fue Y les llamaban Trinidad. Sin embargo, por darle otro giro de tuerca simpático, Trinidad pasó a ser Calidad. “Como no iban a ser sevillanas normales, el nombre tampoco podía ser normal”, señala Juan Zurita. Los tres componentes del grupo guardan una relación de gran amistad desde pequeños, cuando jugaban al fútbol o iban al colegio. Fueron Juan Zurita y Juan María los primeros en cantar juntos sevillanas. Chelu estaba en Luceritos de La Puebla y se unió posteriormente, pero siempre hacían cosas juntos a su manera.

Como hemos comentado desde el principio, la principal característica de este grupo de sevillanas es el tono diferente que le otorgaban a las mismas, sobre todo con el tipo de letra. Eso sí, no han faltado autores de renombre como los Hermanos Martínez Bizcocho, Martín Vega, Pedro y José Palma, Sánchez Morales o Juan Díaz de Los Romeros de La Puebla. Incluso José Luis Cabello, uno de los componentes, aportó letras a la trayectoria del grupo. Por ejemplo, una sevillana del Rocío cantada por Y les llamaban Calidad cuenta la siguiente historia: uno que va al Rocío con una pata escayolá, tiene un hermano pequeño que es testigo de Jehová, tiene un hermano en el paro, una hermana que está escarriá, pero se va el tío al Rocío y tiene un ojo de cristal. “Queremos hacer ver el cenizo que tenía el tío en lo alto”, comenta entre risas Juan Zurita. Temas como la Feria, la mujer – una de sus grandes sevillanas es La colega –  o la peste equina de principios de los 90 eran temas tratados por el grupo de forma simpática y con sentido del humor.

El grupo comenzó a aparecer en emisoras de radio, y debido al tono de sus sevillanas generó alguna que otra polémica, siendo vetado en algunas de ellas. Por ejemplo, en una época en la que Sevilla estaba patas arriba en la previa de la Expo 92, el alcalde Manuel del Valle fue llamado Manuel del Bache por el grupo. En televisión, Y les llamaban Calidad estuvieron presentes en las cadenas autonómicas de Andalucía, Galicia y Canarias.

En la intención de recuperar grupos antiguos de La Puebla por parte del Ayuntamiento, Y les llamaban Calidad entraba dentro de la terna. “El Ayuntamiento nos lo propuso el pasado invierno con la idea de rescatar a los grupos antiguos. Nos pareció bien la idea y vamos a intentar hacerlo lo mejor posible. Hay sevillanas picantes, pero no lo hacemos ni mucho menos con mala intención. Era nuestra forma de grabar las sevillanas y lo que la casa nos propuso”, subraya Juan Zurita, quien también deja abierta una puerta a posibles “sorpresas” en el repertorio. Lo que parece claro es que el público va a disfrutar de una sevillanas distintas y apoyadas en una simpática puesta en escena.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *