Manuel Bejarano “el Quemao” se consolida en La Puebla

227 0

Tras el triunfo ajustado de 2015 sobre ASC, el PSOE roza la mayoría absoluta y vence con más de 1.000 votos de diferencia.

Se preveían unas elecciones ajustadas, como en 2015, entre el PSOE de Manuel Bejarano y ASC de Julio Álvarez. Cinco votos le dieron la victoria hace cuatro años al “Quemao”. Sin embargo, a medida que avanzaban los minutos tras el cierre de los colegios electorales, esa ajustada ventaja se veía que iba a ser mayor, puesto que las noticias que llegaban desde las diferentes sedes eran de victoria clara para el Partido Socialista. Finalmente, casi mayoría absoluta (8), por 5 escaños de la Agrupación Socialista Cigarrera. El mapa político cigarrero recibió la entrada de Ciudadanos, que obtuvo un concejal, mientras que Podemos perdió el que había conseguido en 2015. Izquierda Unida mantuvo el suyo y el Partido Popular descendió de cuatro a dos.

María Rodríguez Adame fue la primera cabeza de lista en ejercer su derecho al voto. Lo hizo a las 09:21 horas en el Antonio Cuevas, una media hora antes que Fede Palomeque Bizcocho (Ciudadanos) en la misma sede. La fuerza naranja se estrenaba en unos comicios locales, y lo hacía con una campaña llena de ilusión entre los miembros de la candidatura. Sandra Romero (PP), quien por primera vez encabezaba la lista popular, acudió a su cita con las urnas a las 10:00 horas; y pasadas las 10:15 horas lo hacía Manuel Bejarano (PSOE), candidato a la reelección. Al mediodía lo hacía Antonio Angulo (IU) como último candidato conocido por este medio que ejercería su derecho al voto, puesto que no recibimos la solicitada información de Julio Álvarez (ASC) sobre la hora en la que depositó su papeleta en las urnas.

Aparente normalidad en los diferentes colegios electorales y varias anécdotas reseñables que fueron solventadas. Algún intento de suplantación de identidad y mezclas entre papeletas de las europeas y las locales; o las quejas de algunos vecinos por la falta de intimidad en algunos colegios en lo que a las elecciones europeas se refiere. Los avances de participación nos hacían observar que el índice total iba a ser muy parecido al de las elecciones municipales del años 2015; es decir, rozando el 70 por ciento.

Tras el cierre de los colegios electorales a las 20:00 horas, comenzaba el recuento de votos con el de las europeas en primer lugar y las locales  – lo que realmente interesaba – en segundo. Antes de que comenzara el escrutinio oficial en la web del Ministerior del Interior, los recuentos le daban la victoria al PSOE. Por ejemplo, los primeros en finalizar el conteo de votos fueron la Sede Vecinal de la Calle Sol, el Colegio San Sebastián y el Ayuntamiento, con ventaja para el partido socialista. Sin embargo, con el 12 por ciento escrutado en la web, los resultados eran muy ajustados. Fue en el 50 por ciento cuando las cifras dieron un vuelco y comenzó a vislumbrarse la amplia ventaja para el PSOE, que sumó el octavo concejal. También en este punto, el mapa político ya no contaba con Podemos, mientras que Ciudadanos se mantenía con uno. Ya con el 95 por ciento escrutado se podía afirmar el triunfo del partido socialista, cerca de la mayoría absoluta pero sin llegar a ella.

El escrutinio definitivo se hizo esperar, y algunas informaciones apuntaban a la pérdida de un concejal por ASC en favor de Izquierda Unida. Sin embargo, tras las confirmaciones realizadas por este medio en el Consistorio en la mañana de este lunes, los definitivos mantenían el mismo mapa político: 8 PSOE – 5 ASC – 2 PP – 1 IU – 1 Cs.

Manuel Bejarano, agasajado por militantes y simpatizantes, quiso destacar como primeras reacciones tras la victoria “el trabajo realizado en el pueblo durante los últimos cuatro años”, razón por la que en el partido “teníamos muy claro que íbamos a mejorar los resultados”. Eso sí, el candidato socialista se lamentaba por la no consecución del noveno concejal, admitiendo que “nos hemos quedado muy cerca de la mayoría absoluta”. “Quemao alcalde” y “Alabim” retumbaban en la sede del partido ganador. Mientras tanto, se produjo un gesto histórico. Fede Palomeque Bizcocho (Ciudadanos) no dudó en aparecer por la sede del PSOE para darle la enhorabuena en persona a Manuel Bejarano por su victoria, un gesto muy aplaudido por todos los presentes y que habla de la honestidad del candidato de la fuerza naranja.

Las elecciones municipales de 2019 en La Puebla del Río se saldaron con amplia victoria del PSOE, con más de 1.000 votos de diferencia sobre la segunda fuerza (ASC) y cambios en el mapa político, que cuenta ahora con algo de color naranja con la entrada de Ciudadanos y pierde morado con la salida de Podemos. El Partido Popular desciende de cuatro a dos concejales e Izquierda Unida mantiene el suyo. Al faltar uno para la mayoría absoluta, están por ver de aquí al pleno de investidura los posibles acuerdos y pactos para el Gobierno.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *