Mi pueblo es diferente

2842 0

La Puebla volvió a hacer una entrada especial en Villamanrique.

Eran más de las dos de la tarde en Villamarique. El retraso con respecto al horario oficial estipulado era importante, pero igualmente no importaba. Algo grande iba a suceder en la Plaza de España, puesto que la gente, expectante, se había dado cita con mucha antelación para no perderse dicho momento. Después de una semana de lluvias y una mañana inestable, incluso el sol se abrió paso y no quiso perderse la entrada de La Puebla en Villamanrique de la Condesa.

Venían con alegría los cigarreros y mucha fuerza en sus cantes. Desde el Pozo Amores y por la calle Sor María del Coro, la que da a la plaza, sonaron sevillanas como “Qué bonito están los pueblos”, “Al Rocío con La Puebla”, “La Puebla viene cogiendo clavellinas y amapolas” o “Esa es mi gente”, en cuyo estribillo se alzaban los sombreros. Ahí viene La Puebla. El ambiente era diferente.

No fue La Puebla la hermandad que más llenó la plaza de público, pero igualmente demostró que no hace falta hacerlo para que su entrada sea especial. Como especial fue la subida de la carreta a las órdenes de Palomito y con el empuje de corazón que le dieron los romeros cigarreros. Posteriormente llegaron las sevillanas, que en número superaron a todas y cada una de las hermandades que pasaron por la localidad manriqueña en su camino al Rocío. Sevillanas bien cantadas y que demostraron que La Puebla tiene cantera, ya que destacaron los artistas jóvenes de este pueblo, siguiendo el legado de los que algún día cantaron en esos escalones como Faustino Cabello, referencia en este aspecto y que sonreía al ver a su Puebla desde el cielo. Un año más, La Puebla volvió a ser diferente por Villamanrique.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *