Morante corta dos orejas en Arévalo

67 0

El cigarrero obtuvo un apéndice en cada toro de su lote.

Aplausos

Morante de La Puebla cortó este sábado dos rejas en Arévalo – una en cada toro – en una tarde en la que se vivió el indulto al sexto de Garcigrande tras la faena de Paco Ureña. Manzanares, segundo en la terna, cortó cuatro apéndices.

Abrió la tarde Envidioso, de Garcigrande, un toro negro de armónicas hechuras al que Morante lanceó con decoro y buen gusto a la verónica. Tomó un puyazo, echándose en el peto, e inmediatamente quitó por chicuelinas y pidió el cambio. Comenzó el trasteo con ayudados a dos manos junto a las tablas para sacarlo al tercio. Entre las dos rayas brilló sobre la diestra frente a un toro tan escaso de fuerzas como de acometividad. Mató de estocada. Una oreja.

El cuarto respondió al nombre de Sidrero, también con el hierro de Juan Pedro Domecq. Flojo de fuerzas y sin fijeza al tomar las telas, Morante lo cuidó en los primeros tercios para torear primero sobre la diestra y también al natural en una obra rubricada con dos torerísimos doblones. Mató de estocada caída y dos descabellos. Una oreja tras aviso.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *