Morante corta una oreja en Aranjuez

754 0

José Miguel Arruego || Mundotoro

El cigarrero dibujó el toreo de capa en el quinto de la tarde.

Nos alimentamos de detalles, que los hubo y muchos. Y aunque nada fue rotundo la gente salió contenta de la plaza. Los toros tuvieron hechuras y aunque medidos de raza dejaron hacer y estar. Pepe Luis bosquejó su concepto de suave pellizco en el cuarto, Morante dibujó el toreo de capa en el quinto y dejó un ramillete de naturales a pies juntos para los fotógrafos avispados mientras El Juli, triunfador numérico del festejo, se las ingenió para cortar una oreja de cada toro después de enseñar su repertorio más allá de lo que le dejaron sus toros.

El quinto se partió un pitón por la cepa tras derrotar de salida en un burladero y lo sustituyó un castaño de Juan Pedro que tuvo nobleza y le faltó pujanza. Morante lo bordó con el capote, primero en un improvisado saludo por chicuelinas y más tarde en un quite soberbio a la verónica. El inicio de faena, con un muletazo cambiado  con la muleta plegada al hilo de las tablas, de reminiscencias bienvenidistas, luego el animal no aguantó todo lo que le quiso hacer el genio de La Puebla que aún así, sin apretar al animal, dejó muletazos formidables, sobre todo con la mano zurda, a pies juntos. Paseó la oreja después de una gran estocada.

Antes se las vio con un ‘cuvillo‘ al que faltó fuerza y raza y por eso no terminó nunca de romper y emplearse. Se hizo ovacionar Morante a la verónica y se sacó a los medios al toro con garbo en un torero inicio de muleta, pero luego la condición del toro no permitió que la obra adquiriera continuidad.

Foto de Taurología.

Related Post

Pura cátedra

Posted by - 29 de julio de 2019 0
Otra inolvidable tarde de un descomunal Diego Ventura. Aún con el eco encendido de la inolvidable tarde de hace una…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *