Morante dona a la Hermandad del Baratillo un vestido que será convertido en saya para la Virgen de la Caridad

962 0

El vestido verde y oro que será transformado por los Sucesores de Elena Caro en una saya.

Morante de La Puebla donará uno de sus trajes de torero más especiales a la Virgen de la Caridad de su Hermandad del Baratillo, como bien informa Carlos Navarro Antolín en las páginas del Diario de Sevilla. El torero de La Puebla del Río se lo ha regalado a la Virgen de su cofradía, en la que lleva casi 20 años de hermano y en la que cada Miércoles Santo sale de nazareno junto a su hijo. El taller de bordados Sucesores de Elena Caro ha realizado el proyecto de transformación del vestido en saya para la Dolorosa. Un hermano se hará cargo del coste de este trabajo.

El cigarrero ha estrechado sus vínculos con la hermandad del Arenal desde hace varios años. En su regreso a Sevilla tras un tiempo sin anunciarse (2016), tocó hacer cosas especiales, como acudir a la Capilla de la Piedad a rezar antes de cada corrida, como hacían los toreros en otros tiempos, pues el templo cuenta con conexión directa con el coso por medio de unas dependencias que desembocan directamente en la calle Gracia Fernández Palacios.

En dicha temporada, la cuarta tarde y última tarde de Morante de La Puebla en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla fue memorable, puesto que cortó dos orejas a un toro de Núñez del Cuvillo, algo que también le sirvió para obtener los premios a la mejor capa y mejor faena de la feria del 2016. Aquella noche dejó el vestido de torear a los pies de la Virgen de la Caridad. Regaló hasta la silla de enea donde estaba colocado el terno.

Como recoge el Diario de Sevilla, los costaleros todavía recuerdan algunas de las reflexiones del torero aquella noche: “Jesucristo fue el mejor torero. Resistió el miedo en Getsemaní y se enfrentó a la muerte, una muerte en la cruz”. El torero es hermano del Baratillo desde hace dieciséis años. “De novillero salía en el Gran Poder”. Aquel año salió con una vara muy cerca de la Piedad. Al cigarrero le encanta la túnica azul con la botonadura roja porque tienen el valor añadido de ser los colores de La Puebla del Río. “Estoy muy a gusto aquí porque me siento tratado como uno más”, dijo a las cuadrillas. Tan bonito fue el ambiente de la noche, como asegura Navarro Antolín, que Morante invitó a todos los miembros de la cuadrilla a asistir a un tentadero: “En el Baratillo hay arte”.

Cabe recordar que el maestro cigarrero ya regaló un traje de luces a la Virgen de los Dolores de La Puebla del Río que, próximamente, verá la luz en una saya para la dolorosa de la Hermandad Servita.

  • Foto: Diario de Sevilla.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *