Nace en La Puebla la Asociación Memoria Viva

231 0

La organización estudiará episodios históricos “que no han sido investigados o narrados”.

En la tarde de este miércoles, 27 de junio, tuvo lugar en una concurrida Asociación de Vecinos San José Obrero la puesta de largo de la asociación Memoria Viva de La Puebla del Río. El acto contó con la presentación de Mari Carmen Torres, que introdujo la necesidad que esta asociación venía a cubrir, pues hay episodios históricos de nuestro pueblo que no han sido investigados o narrados. 

Manuel Antonio Oliva apostó por “un asociacionismo local que sea capaz de dar encuadrarse en el movimiento por la recuperación de la Memoria”. A su parecer, existen “demasiadas distorsiones en la forma de narrar la represión que acompañó al alzamiento militar que desembocó en la Guerra Civil”. Por su parte, el historiador Antonio Aranda explicó que poder narrar con objetividad lo ocurrido antes, durante y después del golpe de Estado de 1936 “es una cuestión de justicia”.

Tras repasar los antecedentes de “Los cinco de la Riuela”, o los estudios de Rodríguez Cárdenas y Francisco Rojas, entre otros, explicó las fuentes comunes que Coria y La Puebla tienen para estudiar ese período, que “ha sido muy difícil por las trabas que el régimen franquista estableció y la falta de determinación durante los años que llevamos de democracia”, en opinión de Aranda.

El profesor, que agradeció la colaboración que para la visita a archivos les viene prestando José Antonio Lagares, advirtió que “aunque hay mucha documentación que se quiso sustraer al conocimiento, las pistas que hasta ahora han ido descubriendo van aportando luz sobre esos años”.

Con respecto a las víctimas en La Puebla, Antonio Aranda habló de 49 asesinados entre el 36 y 37, a los que habría que unir otros 10 naturales de nuestro pueblo que habían residido en otras localidades. Uno de ellos acabó en un campo de concentración nazi. A eso habría que sumar otra lista de represaliados y un buen número de mujeres que sufrieron represión.

En definitiva, bajo la máxima de que quien no conoce su pasado está condenarlo a repetirlo, los promotores de Memoria Viva hicieron un llamamiento a la colaboración, pidiendo testimonios, documentos, fotos que puedan aportar luz sobre esos estudios, permitiendo más que abrir heridas, que puedan ser cerradas aquellas que siguen abiertas durante más de 80 años.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *