Polémico empate en casa del CD Cantarrana (2-2)

1398 0

Los ranos protestaron ambos goles recibidos, pero lograron al menos salvar un punto que es insuficiente.

LOGO LORENTE

El Club Deportivo Cantarrana empató a dos ante la Unión Deportiva Dos Hermanas en un partido polémico, puesto que los ranos protestaron en los dos tantos visitantes, al entender que había fuera de juego en el primero y un penalti inexistente en el segundo. Aún así, los locales se rehicieron y, aunque el puntos es insuficiente para pelear por lo más alto, los de Llani Pascual mantienen su feudo invicto y siguen en la zona media/alta de la tabla.

Llani Pascual introdujo a dos delanteros en el equipo, escorando a uno de ellos en una posición inicial más en banda, pero con permutas constantes. Antes del inicio del encuentro, la plantilla mostró su apoyo a Marco, lesionado de gravedad. Así, salieron: Félix; Layosa, Martínez, Juanma, Galla; Viverti, Juandi, Ratita; Julio Andrés, Pepe y Morón.

Los primeros minutos del encuentro fueron igualados, aunque los ranos tuvieron una clara ocasión que erró Julio Andrés. Con el paso de los minutos, los de Llani Pascual se hicieron con el dominio del encuentro, aunque vieron cómo una jugada polémica les ponía por detrás en el marcador. Un tiro desde fuera del área sirvió para que Samuel, en fuera de juego, se hiciera con el rechace y batiera a Félix. Sin embargo, tan sólo cinco minutos más tarde, un córner mal sacado por Ratita iba a suponer el empate, ya que en la segunda jugada el propio jugador local marcaba un golazo. Con 1-1 se llegaba al descanso.

La segunda mitad no iba a comenzar bien para los locales. Juandi entraba con todo y le arrebataba un balón al atacante nazareno, saliendo el mismo por línea de fondo, pero el árbitro entendió que era penalti. Álvaro Jiménez marcaba el 1-2 y volvía a poner las cosas complicadas. Llani Pascual movía el banquillo y situaba a tres defensas buscando el empate, el cual llegaría por mediación de Luismi, uno de los suplentes, al aprovechar un rechace. Con el 2-2, Carlos Romero tuvo el gol de la victoria y el colegiado anuló un tanto a Martínez. Los ranos tuvieron varias ocasiones de gol, pero la ansiedad final propició que la precisión no fuera la necesaria. En definitiva, empate injusto.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *