Pregón rociero de vivencias, recuerdos y emoción

345 0

Francisco Oliva realizó una disertación con mucha transmisión en la Parroquia de Nuestra Señora de la Granada.

Se acerca El Rocío 2018 y con él comienzan a aflorar las vivencias de tiempos pasados, emociones y nervios por lo que se avecina. La Hermandad del Rocío puso este fin de semana punto y final a sus cultos previos a la romería con la Función Principal y el pregón rociero, que estuvo pronunciado por el malagueño Francisco Oliva y emocionó a los presentes durante los 45 minutos de disertación.

Ya en las palabras de Buenaventura Ruiz, quien presentó al pregonero, se notaba la emoción. Además, también fue emocionante el hecho de ver a los más pequeños de la familia del pregonero, con apenas diez años de edad, cantando todas las sevillanas de La Puebla de principio a fin.

Fue un pregón para el recuerdo, de vivencias que se convierten en aprendizaje para los más jóvenes, quienes además se culturizan sobre la Hermandad. Un pregón de Hermandad, de Rocío, en el que por supuesto no faltaron los cantes por amigos y familiares del malagueño pregonero que sabían a La Puebla.

Dicen que lo bueno si es breve, es dos veces bueno. Y, en apenas cuarenta y cinco minutos, no hubo más capacidad de emocionar y transmitir, y es lo que suele pasar cuando las cosas están llena de pureza, de verdad y de corazón. Que calan en el alma de todos los presentes.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *