Un punto para cerrar una primera vuelta brillante (1-1)

429 0

El Puebla CF empata en Peñaflor y finaliza con buenas sensaciones la primera mitad el campeonato.

Cuando no se puede ganar, al menos no perder. Y no es que no se pusiera el partido de cara con la expulsión del local Juanma y el gol de Adri Muñoz, sino por lo que vino después. Una acción extraña que propició el penalti del empate y dejó al Puebla sin dos puntos que hubieran sido oro. El empate fue justo por lo visto sobre el terreno de juego, pero la forma en la que llegó asombró, incluso, a la parroquia local.

El Puebla se presentaba en este largo y lejano desplazamiento con muchas bajas en la convocatoria y tres juveniles – Sabo, Manolo Sánchez e Israel – en la misma. Problemas entre sanciones, lesiones y motivos laborales permitieron oportunidades para menos habituales que, en dichos casos, se convirtieron en motivos de esperanza para el futuro. Vicente o Mario Viejo realizaron un magnífico trabajo y derrumbaron la puerta de la titularidad para decirle al míster que quieren ser importantes. Más efectivos al barco.

Enfrente había un buen rival, que llegaba tras golear a la UD Loreto en casa (4-0) y a la UD Pilas a domicilio (0-3), situado en la zona media/alta de la tabla y con una racha de más de dos años sin perder en el Municipal. La primera parte fue claramente para los locales. Salvo un buen inicio cigarrero, con acercamientos a balón parado de Fran Martos y Díaz, el Peñaflor merodeó con peligro el área visitante y puso en aprietos a la zaga, que resolvió con acierto en la mayoría de las ocasiones. Y, en las que se complicaba el asunto, apareció un heroico Vicente para salvar, con dos auténticos paradones, el tanto local. Resultado gafas al descanso.

El Puebla se asentó en el campo tras el descanso. Sufría menos. Y, para colmo, una fea acción sobre Juandi le iba a costar la expulsión por roja directa al local Juanma. Minutos más tarde, una maravillosa internada de Fran Martos por la izquierda iba a servir para que Adri Muñoz, en posición de auténtico ariete, marcara el 0-1. Efectividad máxima de los de Jorge Luque “Manteca”, que pudieron meter el segundo por mediación de Díaz antes de la jugada clave de la noche.

Vicente se disponía a poner el balón en juego tras realizar una intervención. Varios pasos hacia delante, balón al aire y zapatazo en largo. De forma extraña, el liniera levanta la bandera. Se acerca el colegiado, tras dialogar ambos, señala falta a favor del equipo local por mano fuera del área del portero visitante, quien no daba crédito a la decisión. Lanzamiento de falta contra la barrera. Rechace y balón fuera. Pero es penalti, ya que golpea en la mano de un zaguero cigarrero. Lanza el local Pablo y anota el empate. Faltaban algo más de quince minutos y ya no iba a ocurrir nada reseñable en el encuentro, salvo unos buenos minutos de Carlos Romero y del Puebla en general con balón, pero sin acierto en metros finales. Una jugada extraña, curiosa, muy difícil de ver para cualquier espectador y que no suele darse en un encuentro. Pero que sirvió para el empate. Punto, cabeza alta y a por un 2019 ilusionante.

CD Peñaflor: Fede, Titi, David, Chica, José Manuel, Rojas, Pablo, Gala, Rayo, Juanmita y Mara. También jugaron: Tinoco, Pablo, Juanma, Boro y Chaparro.

Puebla CF: Vicente; Llano, Vélez, Mario Viejo, Fran Martos; Fau, Juandi; Álvaro Lora, Díaz, Galla; y Adri Muñoz. También jugó: Carlos Romero.

Goles: 0-1, Adri Muñoz (60’); 1-1, Pablo (72’).

Árbitro: Ramos Pérez. Expulsó al local Juanma (54’) y al visitante Monraño (69’). Amonestó a los locales Chica y José Manuel; y a los visitantes Vélez, Mario Viejo, Llano y Fau.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *