Una lección de cantera cigarrera

318 0

El Niño Jesús recorrió las calles de La Puebla del Río en una salida procesional que ha calado en la población y congrega cada año a más personas.

La procesión del Niño Jesús de La Puebla del Río, debido a la festividad del Dulce Nombre de Jesús, sirvió para dar una gran lección de cantera. El futuro está garantizado en la localidad cigarrera en este aspecto. Músicos, acólitos, costaleros…La población puede estar tranquila, ya que con estos ingredientes las tradiciones no se perderán con el paso del tiempo, sino que irán en crecimiento.

Minutos antes de las 17:00 horas llegaban en pasacalles la Banda Infantil de Tambores de La Puebla del Río, con José Antonio Silva y su ejército de tambores; la Banda Juvenil del Carmen de Salteras y, desde otra dirección, la Escuela de Tamborileros de la Hermandad del Rocío, demostrando el toque cigarrero. Posteriormente salía desde la Parroquia de Nuestra Señora de la Granada el cortejo, formado por los tamborileros – interpretando villancicos navideños -, cruz parroquial, representaciones de Hermandad Sacramental, párroco y autoridades, acólitos, paso del Niño Jesús y banda de música.

Niños costaleros, comandados por Daniel Aráez y teniendo como maestros a Antonio Villanueva o el cigarrero “Jimmy” – y auxiliares -, fueron los encargados de pasear a la imagen del Niño Jesús por las calles de La Puebla, donde recibió los cantos del Coro Infantil “Virgen de los Dolores”, “Los Lunnis”, el Coro Parroquial de Nuestra Señora de la Granada, “Zambomba Cigarrera”, “Así Canta La Puebla” o “San Sebastián” (CPA). La Banda Juvenil del Carmen de Salteras, acompañada por los tambores de la Banda Infantil de La Puebla del Río, interpretó de forma brillante marchas clásicas como “Triunfal”, “Coronación de la Macarena”, “Esperanza Macarena”, “Procesión de Semana Santa en Sevilla”, “La Madrugá” o “La Estrella Sublime”.

Cuando el paso llegó al Ayuntamiento, punto central del itinerario, recibió los cantos de los seis coros participantes, así como al llegar a la Parroquia. Sobre las 20:30 horas se puso punto y final a una magnífica procesión, escaparate para la cantera y tradición asentada entre la población cigarrera, que la ha acogido con una gran aceptación, demostrando un año más el fervor y devoción hacia el Niño Jesús.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *