Una obra de Rubén Terriza anuncia el tiempo de Glorias en Córdoba

767 0

La obra representa una escena simbólica de la Hermandad del Rocío.

La Parroquia de San Miguel fue el escenario elegido por parte de la Agrupación de Cofradías de Córdoba para presentar el cartel de las Glorias, una obra del cigarrero Rubén Terriza que ilustrará el período letífico de la ciudad califal. Un evento que ha tenido lugar como preámbulo del Pregón de las Glorias. Durante el acto intervino la Banda de Música de la Esperanza, inaugurando así musicalmente el período de Glorias de la ciudad de San Rafael.

El cuadro anunciador está presidido por la carreta de plata de la Hermandad del Rocío de Córdoba protagonizando una escena simbólica en la que atraviesa el arco del Compás de la Real Iglesia de San Pablo para comenzar su peregrinación anual a la Tierra Prometida, a las plantas de la Blanca Paloma almonteña. Una escena simbólica, por cuanto no se produce en realidad sino que se trata de una licencia artística que ha querido utilizar el autor, ya que lo que realmente sale del templo fernandino cada año es el Bendito y Glorioso Simpecado de la filial cordobesa, mientras que la carreta permanece en la calle Capitulares esperando a que en ella sea entronizado el Simpecado de la Hermandad, representación misma de la Virgen del Rocío para cada filial rociera.

Se trata de una obra realizada en técnica mixta: óleo, acrílico, cera, collage, transfer y pan de oro y plata sobre tabla que, tal y como el propio artista ha explicado, tiene como motivo principal, la carreta con el Simpecado del Rocío de Córdoba, iluminando con sus destellos el camino de todos los romeros que caminan delante. Los rocieros presentan unos trazos muy sueltos, dando sensación de dinamismo y movimiento, jugando con imágenes antiguas de rocieros cordobeses. Destaca, entre los romeros, un caballista en un primer plano, el cual porta un asta con la bandera de España, un elemento propio de la romería, en la que podemos leer “Glorias – 2018” y como detalle, un extracto del himno de la Virgen del Carmen Coronada de San Cayetano, “la cual siempre tengo muy presente, ya que fue mi primer contacto con las Glorias Cordobesas, así como mi gran cariño a la archicofradía”, ha subrayado Terriza. El mismo, mira hacia atrás, dirigiendo la mirada del espectador al simpecado, el elemento principal.

Tras la carreta, podemos ver la emblemática fachada de la Iglesia de San Pablo, con gran cantidad de texturas y con una pincelada suelta y airosa dotando de mayor sensación de profundidad a la obra. Toda la composición es rodeada por un arco de la Mezquita cordobesa en tintas planas con el color de la Ciudad. Del arco, sale el caballista, dándole un toque asimétrico a la obra y realzando la perspectiva de la misma. Para finalizar, podemos ver la tipografía en realce en la parte inferior, con un color luminoso que llame la atención del espectador.

Además, si bien de manera difuminada, se intuyen los bueyes que hasta 2017 conducían por la camino al altar itinerante del Simpecado y que este año, incomprensiblemente serán sustituidos por mulos. La obra es una pintura de Rubén Terriza, nacido en La Puebla del Río en el año 1996. De su pincel han salido obras como el cartel de la Hermandad de la Sagrada Cena de Huelva, el del Año Jubilar de las Mercedes de Mairena del Aljarafe, o la portada del boletín de la Cofradía del Museo de Sevilla.

Foto de Rafael Carmona.

Info de Gente de Paz.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *