Volver al trabajo

332 0

Con este post, queremos proponerte algunos trucos, para que la vuelta sea más llevadera.

Volver a nuestro puesto de trabajo después de las vacaciones es un proceso de cambio de hábitos que puede llevarnos entre una y dos semanas de adaptación. Contando, que el proceso se dificulta al pasar de una situación positiva a una que consideramos negativa. Porque si nos paramos a pensar, irnos de vacaciones, no nos costó tanto.

Es un hecho real, que los primeros días tras las vacaciones andamos algo desorientados en la oficina, tenemos la percepción de que el tiempo pasa más lento, incluso perdemos productividad según algunos estudios.

Tendemos a idealizar las vacaciones y mortificar el resto del año, no deja de ser cierto que es una buena época, pero al igual que pasa con los tiempos pasados, la memoria tiende a idealizar y teñir de rosa los momentos que ya sucedieron. Si las pensamos bien, seguro que ha habido ratos que no han sido tan agradables o cosas de las vacaciones que no nos han terminado de gustar. Ni lo bueno es tan bueno ni lo malo es tan malo.

Es posible que los primeros días sintamos algunos síntomas depresivos como apatía, cansancio, pocas ganas de socializar, más irascibles o sensibles. Son síntomas comunes a la depresión y algunos lo definen como Síndrome Postvacacional. Sinceramente, no es tan grave. Debemos saber que los pensamientos retroactivos, se repiten según los vamos confirmando. Por lo que si los primeros días de trabaja solo pensamos “Que bien estaba en la playa” estaremos confirmando que ahora estamos mal y eso nos hará sentir más abatidos y desganados, incrementando nuestro malestar en la oficina sistemáticamente.

Por el contrario, también podemos, hacer estos días más llevaderos si cambiamos este tipo de pensamientos y optamos por algunos de los siguientes:

  • Respetar el espacio personal y seguir reservándonos un tiempo al día para nuestras aficiones o momentos relajados.
  • ¡Sentirnos agradecidos por tener un periodo vacacional y afortunados por tener un empleo al que volver o un empleo donde den vacaciones!
  • Pensar en los beneficios de la rutina: poder volver al gimnasio, ver a los amigos, dormir antes a los niños…
  • Pensar en los descansos a corto plazo: días libres o fines de semana.
  • Es un buen momento para incorporar nuevos hábitos y hobbies. Por ejemplo, nuevas actividades de tarde o empezar a comer más saludable.

Respecto al primer día de trabajo te recomendamos:

  1. Tomarlo con calma y marcar nuevos objetivos.
  2. Ser positivo.
  3. Solo trabajas 8-10 horas al día, ¡Aprovecha el resto de horas del día!
  4. Hacer deporte te puede ayudar a sentirte más activo.

¡Mucho ánimo y suerte en el nuevo curso laboral!

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *