Isaac Flores: “Nuestra intención no era que esta etapa acabara”

4438 0

Uno de los socios de Makadamia hace balance de los 12 años de este establecimiento en la Plaza del Corpus Christi.

Desde hace unas semanas, la Plaza del Corpus Christi no respira el mismo ambiente que solía respirar. Y es que desde entonces tiene el hueco que ha dejado Makadamia, establecimiento que ha contribuido a aumentar su vida diaria durante los últimos doce años. Uno de sus principales socios y gerente, Isaac Flores, hace balance de esta etapa y analiza las circunstancias que han llevado al punto y final de Makadamia en esta plaza.

¿Cómo y cuándo surgió Makadamia?

Makadamia surgió como un sueño de tres cigarreros inquietos con ganas de emprender en nuestro pueblo, a pesar de que al principio vimos posibilidades en Sevilla, en Chipiona, en Gelves… Pero al final estos tres hermanos, dos de sangre (Atilano e Isaac Flores) y otro de corazón (Isidro Lobera), vieron un Jueves del Corpus de 2004 –fíjate qué día más especial para nuestro pueblo– la posibilidad de poner en marcha una cafetería-heladería moderna, innovadora, para todos los públicos, que se convirtiera en el lugar donde estar sin prisas, con amigos, con la novia, viendo fútbol, bailando… En definitiva, queríamos que el sitio tuviera un ambiente especial y entrañable. Era tarea difícil porque en ese momento la zona estaba desierta, pero creíamos en nuestra plaza, creíamos en nuestro parque, creíamos en la referencia de la torre, y por supuesto creíamos en nuestro pueblo para que este sueño saliera adelante.

¿Cómo valora estos doce años de Makadamia en La Puebla del Río?

Los doce años en Makadamia han sido increíbles, inolvidables, indescriptibles… No los olvidaremos nunca. Comenzamos con ocho veladores y terminamos con más de 50, de tres camareros a 10, dando una oportunidad a más de 200 trabajadores durante más de una década. Igual con nuestras fiestas, que al principio teníamos apenas una charanga y hemos programado a grupos como Los Centellas, Fondo Flamenco, Las tres caras o Espi’s Band, entre otros muchos. Los tres teníamos nuestros propios trabajos, pero esto para nosotros era una especie de reto hacer algo diferente en nuestro pueblo, crear un sitio agradable y de referencia para todos los cigarreros. Trabajamos mucho y también disfrutamos con todos los que nos visitaban, quitándolo de nuestro tiempo libre, de los momentos que pasábamos con nuestras parejas y familias; pero lo hacíamos con una ilusión y unas ganas increíbles que nos han mantenido durante doce años.

“Queríamos que los cigarreros se sintieran en Makadamia como en casa”

¿Qué es lo que ha llevado a finalizar esta etapa?

Han sido causas ajenas a Makadamia, porque la verdad es que nuestra idea no sólo era continuar sino que teníamos muchos e ilusionaste proyectos: mejorar la imagen, cambiar mobiliario, habíamos hablando con empresas de La Puebla del Río para poner pantallas gigantes durante la Eurocopa, nuevas ideas para el verano como traer un toro mecánico, un futbolín humano para niños… Por cierto, hablando de los niños, tengo que decir que eran nuestros clientes estrella, ya que pensábamos cada día qué hacer para que los más pequeños lo pasaran bien en Makadamia con payasos, Cartero Real, el juego de la espuma, zancudos, magos… Nuestra plaza era ideal para los niños. Y para el aniversario, que sería el 15 de julio, ya teníamos a Espi’s Band preparados, así que nuestra intención desde luego no era que esta etapa acabara.

¿Qué cree que suponía Makadamia para La Puebla del Río?

Es difícil de decir, ya que es algo que debe responder nuestro pueblo; pero te aseguro que nuestra idea desde el primer segundo era llevar a La Puebla del Río por bandera y hacer que nuestro pueblo fuera visitado por muchas personas de pueblos cercanos, de Sevilla e incluso de fuera y como objetivo principal hacer que los cigarreros se sintieran como en casa cada momento que pasaran en Makadamia.

¿Cómo vivió toda la familia que componía este establecimiento la fiesta de despedida?

Una despedida nunca será una fiesta, han sido días duros, de muchos recuerdos, de sentimientos, de ver fotos, de ver videos de los doce años, de poder juntarnos muchos de los que hemos trabajado en este sueño y de llorar por algo que se acaba y que fue entrañable mientras duró. Pero podemos decir que nos hemos ido con la cabeza bien alta y agradeciendo a todos los que han hecho posible que Makadamia fuera un referente de La Puebla del Río.

¿Con qué momento se queda de estos doce años de Makadamia?

Me haría falta mucho tiempo para responder a esto ya que han sido muchos los momentos vividos. Por citarte alguno, recuerdo el aniversario con Los Centellas, la colaboración con los Reyes Magos de La Puebla del Río, la ayuda al ELA, las carreras a favor de Borja, la final del Mundial 2012 (que se vivió de una manera increíble y baño en la fuente incluido), los aniversarios con Espi’s Band, la noche del Toro Mecánico, el día que Makadamia abrió en Madrid un restaurante y pudimos ceder la marca para Madrid, el día que abrimos Makadamia en Mairena del Aljarafe, el día que en una cena de Navidad nos dimos cuenta que éramos más de 30 de trabajadores en la familia Makadamia, el día que televisión Coria nos pide grabar cada semana nuestras actuaciones y retransmitirlas durante todo un verano, los días que hacíamos indefinidos a parte de nuestro personal… Son muchos momentos.

¿Qué problemas principales se ha encontrado Makadamia a lo largo de esta etapa?

Como en todos los aspectos de la vida y después de doce años han aparecido algunos problemas pero prefiero quedarme con todo lo bueno de este tiempo, que además ha sido mucho.

¿Qué le gustaría haber hecho en Makadamia que no se haya podido llevar a cabo finalmente?

Muchas ideas se han quedado en el camino, ya que siempre estábamos pensando en cosas nuevas. Por contar un ejemplo, nos hubiera gustado haber integrado la torre de la plaza en nuestra actividad, pero no fuimos capaces de encontrar la fórmula que lo hiciera viable. Seguimos pensando en ideas y, quién sabe, quizás en un medio plazo conseguimos llevar a cabo alguna idea en nuestra plaza Corpus Christi, para nosotros plaza de Makadamia.

¿Tiene pensado montar algo parecido tomará otro rumbo tras el cierre de Makadamia?

De momento no tenemos pensado montar nada más, necesitamos desconectar, descansar. Piensa que llevamos doce años con Makadamia, pero hemos estado muchos años con La Bodeguita que también fue un negocio familiar, en su día también tuvimos la gestión del chiringuito de la Cruz… Por tanto es momento de parar y aprovechar este parón para pensar en nuevas ideas y estas ideas pueden ser llevadas a cabo en nuestro pueblo o también en Sevilla, desde donde nos piden asesoramiento o la participación en algunos proyectos que están a punto de salir.

Ha sido cerrar Makadamia y perder la vida la Plaza Corpus Christi. ¿Cree que podrá recuperar el ambiente pronto?

El camino ya está marcado, lo difícil era hace doce años cuando la zona estaba desierta. Quien ahora se decida por apostar por la zona le irá bien seguro, y además podrá contar con nosotros para todo aquello que necesite.

Como gerente de un local del sector, en este pueblo hay muchos casos de cierre de establecimientos tras poco tiempo en marcha. ¿A qué es debido?

Estamos terminando, parece ser, una época de crisis que empezó en 2008. Esta crisis hizo que se abrieran muchos locales, más de la demanda real de locales, cuestión que hace que muchos locales tuvieran que cerrar de manera precipitada. Esta situación es lo que a mí siempre me hacía pensar que teníamos que conseguir visitantes de fuera, de otros municipios, de otras provincias. Sin eso es imposible poder sostener todos los negocios que se ponen en marcha. Un negocio implica unos requisitos administrativos laboriosos y a veces costosos, por tanto, se debe hacer un estudio previo para saber si realmente es rentable o no, puede ser que un sábado se esté lleno, pero los negocios deben sobrevivir muchos lunes, muchos martes, muchos días de lluvia, de frío, etcétera. Así que aprovecho para animar a todos los emprendedores de nuestro pueblo y los felicito por el valor que tienen de arriesgar su dinero y su tiempo para poner en valor nuestro pueblo. Pero también tengo claro que tenemos la suerte de vivir en un pueblo referente en el mundo del toro, en el mundo del caballo, en el mundo de las sevillanas, por el río Guadalquivir, por el mundo ornitológico, por nuestra cabalgata de Reyes de Magos referencia en Andalucía por su calidad, por el deporte, por nuestra gastronomía, y si somos capaces de unir todo eso e ir de la mano del ayuntamiento, que me transmiten que están dispuestos, podemos conseguir cosas muy importantes para nuestro pueblo y sus vecinos. Y sin duda nosotros lucharemos por ello.

¿Cuál cree que podría ser la solución para darle colorido al ambiente juvenil en La Puebla del Río?

Hay muchísimas personas más cualificadas que yo para responderte a esta pregunta, y además me consta que están en ello y que están trabajando para conseguir que cada vez más los jóvenes puedan disfrutar de nuestro pueblo. Pero os recuerdo que cuando yo tenía 20 años nos íbamos todos a Coria para salir y a día de hoy nuestro pueblo no tiene nada que envidiar a ningún pueblo de la zona. Sí aprovecho para decir que los jóvenes de nuestro pueblo deben animarse y ser emprendedores y crear esos espacios para que nuestra juventud pueda disfrutar de nuestro pueblo y de todas las posibilidades que tenemos para ser únicos y especiales.

Finalmente, ¿Qué conclusiones extrae de esta etapa?

Para finalizar quiero agradecerte que te hayas acordado de nosotros después de nuestro cierre y de estar pasando estos momentos tan tristes. También quiero pedirle disculpas a todos los vecinos a los cuales podamos haberle causado algún problema o molestia, quiero agradecer a nuestro alcalde Don Manuel Bejarano y todo su Ayuntamiento por su inestimable colaboración, a City Sightseeing y su equipo humano que siempre ha estado presente, quiero agradecer a todas y cada una de las personas que han trabajado con nosotros tanto en La Puebla del Río, como en Mairena del Aljarafe y Coria del Río destacando de manera especial a Coppy, Magoo, Mari Angeles, Ana Mari, Nove, Sonia, Eugenio y al resto del equipo humano que ha sido clave para llegar a estos doce años, a Juan Carlos Baez que perdió su vida de camino a Makadamia, a todos los grupos y artistas que han estado siempre con nosotros, a nuestros proveedores,  a los locales que hemos tenido de manera colindante, especialmente la familia Sánchez y su equipo de trabajadores, al equipo de limpieza incluyendo a la madre de Isidro que ha estado ahí desde el primer día, a mi familia y en especial a mí madre por ser como es y estar siempre ayudando, a mi padre que empezó con nosotros y nos sigue desde el cuarto anillo, a todos los que ya no están con nosotros, a mis socios que me han aguantado doce años y a todos los cigarreros que hicieron posible que nuestro sueño se cumpliera y Makadamia se convirtiera en una gran familia. Hasta siempre o quizás hasta luego.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *