La Corporación Municipal afronta una etapa de “diálogo y consenso”

1615 0

En el Pleno de Constitución del pasado sábado se escucharon las primeras propuestas de la oposición.

Como se decía por activa y por pasiva en el Pleno de Constitución del Ayuntamiento de La Puebla del Río, se avecinan cuatro años de diálogo, consenso y valoraciones por parte del nuevo Gobierno Municipal. El hecho de que el PSOE de Manuel Bejarano gobierne sin mayoría absoluta, con seis concejales en total, hace que las pautas a seguir sean esas y las decisiones se tomen con más meditación, lo cual puede beneficiar al cigarrero si la pretensión de entendimiento es alta por parte de todos los partidos políticos.

En la sesión de pleno celebrada el pasado sábado se pudieron escuchar frases como “Trabajaremos por el bien de La Puebla” o “Todo lo que sea bueno para La Puebla contará con nuestro apoyo”. La primera de ellas era pronunciada desde el Gobierno, mientras que la segunda procedía desde la oposición. Ese es el interés que debe primar y debe hacerse efectivo en la práctica desde ahora y hasta el final del mandato: el bien de La Puebla.

La oposición, en su discurso del pasado sábado, ya dio a entender sus primeras propuestas en firme. Las mismas hacen alusión a dos asuntos: el horario de los plenos, el cual según algunos partidos de la oposición (PP e IU así lo manifestaron) debe cambiar y que los mismos se celebren por la tarde, aunque es un aspecto a debatir según los proes y contras que pueda tener para toda la Corporación Municipal (gastos, principalmente); y, en segundo lugar, que desde el Gobierno se habilite una oficina de trabajo para que los partidos puedan madurar sus propuestas. Desde Izquierda Unida, incluso, hacían alusión a una metáfora comparativa con la situación a la que se enfrenta el nuevo Gobierno, el depósito de un saldo positivo de 150 propuestas en la cuenta del alcalde. Todos parecían tender su mano al consenso y entendimiento.

Desde el Gobierno ya se trabaja en la organización del Ayuntamiento, con reuniones constantes y propuestas. Los seis concejales del PSOE ya han tomado contacto con el Consistorio y estudian las fórmulas de atender las necesidades del pueblo, las cuales deberán contar además con el beneplácito de al menos tres concejales más para que se aprueben en los diferentes plenos. La Puebla se enmarca, por tanto, en un nuevo escenario que visto desde el punto positivo lleva a un diálogo y al entendimiento por el bien común, pero que si alguna de las partes falla en algunos de los conceptos puede llevar a un caos monumental en el Consistorio cigarrero.

Foto: Ángel Rodríguez.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *