Las misas con asistencia se reiniciarán en La Puebla el próximo 11 de mayo a las 21:00 horas

262 0

El párroco de la localidad, Rafael Menéndez, emitía este sábado un comunicado en el que hablaba de la actividad parroquial durante la desescalada.

El párroco de La Puebla del Río, Rafael Menéndez, difundía este sábado un comunicado en el que informaba sobre la actividad parroquial en la localidad cigarrera durante las diferentes fases de la desescalada, después del anuncio por parte del presidente del Gobierno el pasado 29 de abril y las indicaciones ofrecidas por la Conferencia Episcopal Española para las celebraciones litúrgicas con fieles.

Por todo ello, “atendiéndose a las indicaciones dadas y teniendo siempre en cuenta que esto puede ser modificado”, el párroco comunicó que las celebraciones de la Santa Misa con asistencia de fieles en la parroquia se reiniciarán el próximo 11 de mayo, a las 21:00 horas.

Para favorecer la asistencia, debido al aforo limitado a 50 personas en el templo parroquial y a 100 personas en la Capilla del Corpus Christi (durante la primera fase), las celebraciones los sábados serán a las 17:30 horas en la Capilla, y a las 19:00 y 21:00 horas en el templo. Los domingos a las 9:30 y a las 12:15 horas, en el templo parroquial, y a las 11:00 horas en la Capilla. Una vez completado el aforo no se permitirá la entrada.

Las misas en el templo serán para la asistencia soolo de adultos. Los niños, especialmente los que recibirían por vez primera la Sagrada Comunión este año, irán acompañados de un adulto a las Misas que tendrán lugar en la Capilla del Corpus Christi.

Todos, tanto los niños como los adultos, irán provistos de su mascarilla, que permanecerá puesta durante toda la celebración, y el gel desinfectante para las manos, y, se sentarán donde se les indique, guardando la distancia recomendada.

Ambos lugares de culto, templo parroquial y capilla, serán desinfectados tras las celebraciones, por lo que ruego la buena disposición y colaboración de todos.

En el momento de la paz, el gesto se realizará dirigiendo nuestra mirada a las personas que tenemos a nuestro lado, inclinando levemente la cabeza, evitando todo tipo de contacto directo. Y, para recibir la Sagrada Comunión, ni el sacerdote dirá: “el Cuerpo de Cristo”, ni el fiel responderá: “Amén”; sino que el diálogo se pronunciará de forma colectiva después de la respuesta “Señor no soy digno…”, distribuyéndose la Eucaristía en silencio y, siendo recibida y acogida en la mano. La colecta se realizará al finalizar las celebraciones.

Las comuniones tendrán lugar una vez se recobre “la normalidad”

En el mismo comunicado, el párroco hizo referencia a las catequesis, a las que da por finalizadas, y a las comuniones, que se celebrarán “una vez se recobre la normalidad”; es decir, entre finales de junio y principios de julio.

En este sentido, Menéndez ha instado “a la instrucción catequética de sus hijos en las casas, así como a las oraciones, que tendré la posibilidad de comprobar a partir del 11 de mayo”. En cuanto a las comuniones, se celebrarán entre el 20 de junio y 11 de julio, todas a las 10:00 horas en la parroquia.

Las celebraciones de la Primera Confesión se realizarán en el templo parroquial, los viernes anteriores a la fecha de la Comunión. Los del sábado acudirán a las 18:00 horas, y los del domingo, a las 19:00 horas. Los ensayos, igualmente en el templo parroquial el miércoles previo a las celebraciones de la Confesión y la Comunión, a las mismas horas y los mismos grupos que para las Confesiones.

El resto de celebraciones: bautizos, matrimonios y exequias, se acomodarán a los mismos criterios de aforo, distancia y protección, anteriormente indicados. Con respecto a las confirmaciones, como se indicaba en el comunicado anterior con fecha de 7 de abril, el párroco cigarrero continúa a la espera que el arzobispo indique una nueva fecha.

“Debemos ser conscientes de lo irregular de esta situación y que, en cualquier momento, por parte de las autoridades gubernamentales las fases pueden ser trastocadas, en cuyo caso la parroquia no es responsable. Estamos tomando medidas excepcionales a una situación terriblemente excepcional, y no podemos vivir como si esto no estuviera sucediendo. Apelo, por tanto, a la responsabilidad y al sentido común”, finaliza el párroco.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *