El Puebla CF paga su falta de acierto (2-0)

1315 0

Los cigarreros, que mostraron una gran actitud, tuvieron ocasiones de sobra para adelantarse en el marcador.

gif-portada

Una de las máximas del fútbol que siempre se cumplen: si perdonas, lo acabas pagando. El Puebla Club de Fútbol perdonó mucho, sobre todo en la primera parte, y lo acabó pagando en Isla Mayor. El Villafranco, con dos zarpazos sobre el cuarto de hora del segundo acto, dejó niquelado el partido después de verse superado hasta ese momento por un Puebla bien plantado sobre el césped, con las ideas claras y sin acierto en los metros finales.

Un cambio introdujo Manuel Núñez Bennett en el once inicial con respecto al que saltó al terreno de juego una semana antes. Fue el de Fran López por Raúl Cabello, pasando a jugar con 4-2-3-1 claro. Salieron Manu; Millán, Prósper, Vélez, Cris; Conejito, Mena; Edu, Fran López, David Martos; y Díaz. Fue precisamente Fran López quien tuvo mayor protagonismo en el primer tiempo en cuanto a acciones ofensivas se refiere. Tanto es así que en el primer minuto ya gozó de un disparo que detuvo el meta local Cheka. Tras esa acción, el Villafranco tuvo minutos de presencia en área contraria, obligando a Manu a aparecer en una gran ocasión ante Álex. Sería la única del primer acto.

Como decimos, el Puebla estuvo muy bien en la presión en el primer tiempo, ahogando al Villafranco en la salida de balón, con robos en campo contrario y opciones de gol. Fran López las tuvo de todos los colores, pero no fue su día de cara a la meta rival. La mejor fue para Díaz, a la media hora de partido. Lo hizo todo bien y tiró cruzado raso, pero el balón salió lamiendo el palo. David Martos también gozó de dos ocasiones, un tiro desde fuera y una opción de remate a centro raso desde la derecha que fue desbaratada por la zaga local. Sin embargo, no hubo acierto y el marcador fue de 0-0 al descanso. Sensación clara de haber perdonado a su rival.

Tal fue el dominio cigarrero en el primer acto, que Cachola tuvo que mover ficha tras el descanso. El técnico local realizó un doble cambio para ver si daba otro aire a los suyos, entrando Chalo y Hermida por Juan y Portillo. Sin embargo, el primer cuarto de hora del segundo acto tuvo la misma tónica que hasta el descanso: presión intensa por parte del Puebla, robo y aproximaciones sin acierto.

Precisamente en una de esas aproximaciones nacería el primer tanto local. Y no es ninguna barbaridad lo dicho. Vélez conducía una contra y se plantaba en área local, pero tras una falta de entendimiento con Edu – eligió pasar el balón y no finalizar en tiro – originó una nueva contra, pero esta vez por parte del Villafranco. El balón acabaría en la derecha, donde Álex la ponía al área para el remate de Rioja, que hacía el primero. El Puebla pagaba su perdón. No quedó ahí el asunto, puesto que cuatro minutos más tarde Juanma, otra vez de cabeza, marcaba el segundo y finiquitó el partido, ya que a raíz de ahí no se jugó nada. El Puebla acusó los golpes psicológicos.

Los cambios no aportaron nada al encuentro, salvo las ganas de un Fau que fue injustamente expulsado en el descuento. En definitiva, excesivo castigo de un Puebla que debe continuar con esta actitud, pero mejorar dos cosas fundamentales, la finalización y la contundencia en balones aéreos. Con tres ocasiones le hicieron dos goles, y creando seis o siete no hizo ninguno. El gol es la ley que marca el día a día en el fútbol, y al Puebla le cuesta un mundo hacerlo. Con esta actitud, toca trabajar para mejorar dicha faceta.

Villafranco CF: Cheka; Juanma, Juan (Chalo 46’), Boomer; Kevin (Rafa Toro 58’), Rafa Valencia, Josema, Portillo (Fran Hermida 46’), Fran Martos (Fran 68’); Rioja (Andrés 74’) y Álex.

Puebla CF: Manu; Millán, Prósper, Vélez, Cris; Conejito (Fau 69’), Mena (Raúl Cabello 67’); Edu, Fran López, David Martos (Valladares 69’); y Díaz (Andrés García 62’).

Goles: 1-0, Rioja (61’); 2-0, Juanma (65’).

Árbitro: Cruz Díaz. Expulsó por doble amarilla al cigarrero Fau. Amonestó a los locales Juanma, Rioja, Josema y Fran Hermida; y a los visitantes David Martos, Conejito y Mena.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *