Salud confirma que once de los 19 casos de meningoencefalitis son positivos en virus del Nilo

466 0

La Consejería de Salud y Familias ha activado un Protocolo de Sistema de Alerta, del que formará parte el alcalde de La Puebla del Río.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha confirmado este jueves que once de los 19 casos confirmados de meningoencefalitis han dado positivo en virus del Nilo, después de que la Junta enviara para su análisis al Centro Andaluz de Virología, sito en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, muestras de los pacientes detectados en las localidades sevillanas de Coria del Río y La Puebla del Río.

Así lo ha confirmado el titular andaluz en el transcurso de la rueda de prensa que ha ofrecido junto al consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, en la que han informado sobre la tercera reunión de autoevaluación y seguimiento de las medidas del Gobierno andaluz frente al Covid-19.

En este sentido, el alcalde de la localidad, Manuel Bejarano, ha emitido un comunicado para informar a la población cigarrera de la situación tras la notificación recibida por parte de la Delegada Territorial Sevilla Consejería Salud y Familias, Regina Serrano. El regidor cigarrero ha indicado que la Consejería de Salud y Familias “ha activado un Protocolo de Sistema de Alerta, del que irá informando puntualmente al alcalde, quien formará parte de dicho protocolo, para tomar las acciones pertinentes”. Igualmente, Bejarano ha reiterado la “total disposición hacia la Consejería de Salud y Familias para trabajar de forma conjunta en la lucha contra esta situación sanitaria”. “Igualmente, volvemos a transmitir nuestro apoyo a las familias afectadas, así como cualquier ayuda que necesiten”, finaliza.

En este marco, Aguirre ha explicado que este virus se transmite por un mosquito “invasor”, japonicus de género culex, y que los casos detectados se ubican en su totalidad en las localidades sevillanas de La Puebla del Río y Coria del Río.

En concreto, ha precisado que habitualmente en estos casos, en torno a al 80 por ciento de las personas infectadas suelen ser asintomáticas, en un 20 por ciento de los casos provoca fiebre “pero es perfectamente manejable”, en un uno por ciento provoca inflamación de la meningoencefalitis, con un 0,1 por ciento de letalidad.

La Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica ha elaborado unas recomendaciones con el fin de prevenir las picaduras de insectos tales como emplear telas mosquiteras en ventanas y puertas, intentar no permanecer al aire libre entre el atardecer y el amanecer y procurar dejar la luz apagada.

Además, se recomienda seguir diariamente una correcta higiene corporal, evitar los perfumes intensos, usar ropa que cubra lo máximo posible la piel y sacudirla antes de usarla si se ha tendido en el exterior y hacer un uso adecuado de los repelentes, siguiendo estrictamente las recomendaciones sobre el modo y frecuencia de uso descritos por el fabricante. Si se usa crema para el sol, hay que aplicarla primero, dejar absorber durante 20 minutos y, entonces, aplicar el repelente de mosquitos.

Según ha explicado Aguirre, este mosquito pica a aves migratorias que habrían llegado a la referida zona con el virus –la contaminación entre aves es a través de heces y aérea–, de modo que tras picarles el mosquito, éste después pica a mamíferos transmitiendo el virus que causa la fiebre del Nilo.

Después de que el consejero informara de que los casos de meningoencefalitis vírica localizados en Coria del Río y La Puebla del Río habían aumentado hasta los 19 –uno más que ayer–, con 17 ingresados y siete de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos, ha precisado que la mayoría han sido diagnosticados en las últimas 48 horas y que el fin de mandar las muestras al Virgen de las Nieves de Granada era “hacer un diagnóstico etiológico de la patología”.

Ahora, según ha indicado, una vez que once de las 19 muestras han dado positivo en fiebre del Nilo, tras hacer un análisis y un contraanálisis de las mismas, se envían al Centro Nacional de Microbiología de Madrid para que confirme este extremo.

Entre otros datos, Aguirre ha precisado que los pacientes comprenden una franja de edad entre los 35 y los 85 años, y que “lógicamente” la gravedad de ingresos es mayor en personas de más avanzada edad porque suelen ser pluripatológicos.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *